martes, 31 de mayo de 2005

DE MERCACHIFLES Y SUS MORALINAS

Navegando me he tropezado con esto:

Homosexualidad igual a pederastia: lo dice hasta
el diccionario


La verdad puede ser dura de aceptar, pero conviene
digerirla cuanto antes. La última operación policial contra una red de de
pederastia, que incluso llegaron a las violaciones anales de bebés, vuelve a
demostrar lo que decíamos en nuestra edición de Hispanidad del viernes:
que la pederastia es preferentemente homosexual. No sólo porque se realice con
niños, sino porque se inclina en un altísimo porcentaje hacia las violaciones
anales, no vaginales.


Algunos lectores me recuerdan que también hay pedofilia
con niñas. Sí, en efecto, y resulta igualmente aberrante. Ahora bien, con niñas,
y esto no es un consuelo, sino una muestra más de lo salvaje que puede llegar a
ser un hombre, que se da a ese llamado turismo sexual. Hablamos ya de chicas
generalmente de más de doce años (sigue siendo una bestialidad, lo sé, pero es
distinto), y de esclavitud sexual y trata de blancas.


Además, los buscadores de lolitas suelen ser varones
poco viriles por no decir tocados de la cabeza. Un varón normal no desea
mantener relaciones sexuales con una chiquilla. Eso sólo lo hace el deformado,
el morboso, el afeminado, el que entiende las relaciones sexuales humanas no
como entrega ni como compromiso, sino como posesión...


El despeño diarréico mental completo lo podeis leer en Hipanidad . Tienes la opción de dar u opinión. Como podéis suponer… la di:

¿En qué diccionario ha consultado usted? En el diccionario de la Real Academia de la lengua española(http://www.rae.es/ ) define perfectamente el termino. Como segunda acepción da el término "Sodomía", porque hasta donde yo sé hay dos sexos y la violación de uno de ellos implica la sodomía.

PERO NO DEFINE EN EXCLUSIVIDAD EL TÉRMINO NI EQUIPARA PEDERASTIA A
HOMOSEXUALIDAD.

Eso solo puede surgir de mentes retorcidas y punitivas que se autootorgan la potestad de juzgar. Pero si va a hacerlo, al menos hágalo con propiedad y no falseando y manipulando la información.

Soy médico, defiendo la salud en todos sus aspectos. Los niños para mi son sagrados y me da asco que se utilice su dolor para crear moralina de mercachifle.

Vergonzoso.


He dicho.
Rescatado de mi blog en ya.com

COSAS DE CASA II

Si pensabais que con un Enrique (osease; mi padre) ya tenía suficiente diversión, andáis equivocados. También tengo una Mª José (alias “mami”)que le quita monotonía a mi vida.
Enrique es un cardiópata en rebeldía y Mª José una hipertensa apóstata. Y los dos se dieron a la fuga este fin de semana sin previo aviso. El viernes se van a tomar un café y me llaman por la noche para que les busque un hotel por internet. Estaban en Nimes (La France). A mi estas cosas ya no me sorprenden, Enrique es muy de carretera y manta y Mª Jose se apunta a un bombardeo. Y ahí los teníais la mar de contentos por el sur de francia.
Entonces deciden hacer turismo y visitar la ciudad por su cuenta. Calle por aquí…calle por allá, y de pronto mi madre que le dice a mi padre,-Enrique, estamos In the guetto- Expresión que me ha oído a mí en alguna ocasión. Dos coches les cierran el paso y a pié cuatro personas más les acorralan. Mi padre esquiva la emboscada y sale quemando ruedas. Uno de los presuntamente hp (abreviatura de Hijo de…, no confundir con Hewlett-Packard) le atiza un puñetazo al coche por la propia rabia de verles escapar.
Llegan a un semáforo en una calle concurrida y… ¿que pensáis que hace Mª José?. Pues bajar del coche para ver si lo habían abollado. Vamos, lo normal cuando tienes a medio Bronx galo detrás de ti deseando explicarte cuatro cositas. La tiraron al suelo, la placaron boca abajo sin que mi padre pudiera hacer nada. Resultado tras una noche en el hospital y un día en comisaría con traductor incorporado; una contusión costal y una crisis hipertensiva (Mami two point). Enrique; una faringitis bacteriana que le ha dejado afónico y febril (papi one point).
And de winner is… la madre que me parió.
Nota: Mi agradecimiento a todos los franceses que ayudaron a mis padres, asi como a la policía que les amparó en cada momento y a los sanitarios que tuvieron una paciencia de Job (que mami es mucha mami cuando está nerviosa)

Rescatado de mi blog en ya.com

domingo, 29 de mayo de 2005

¿CREES EN EL DESTINO?


Llevaba un tiempo dándole vueltas pero me asustaba un poco la responsabilidad de apadrinar a un niño. Una cosa es ser socia de tal y cual ONG, donde sabes que das una aportación fija y ya está. Otra muy distinta es ponerle rostro y sentimientos concretos a ese donativo. Hacerte responsable del normal desarrollo de una persona, tener conocimiento de su vida y de su evolución.
Hace un par de meses aproximadamente mi Ch (Chelo) me trajo los formularios para apadrinar a un niño en la fundación Vicente Ferrer. Y ayer me llegó la confirmación.
Mi ardilla se llama Venkatesulu y es guapísimo. Para la foto se vistió con unos pantalones cortos negros que le vienen grandes y una camisa blanca. Sus pies descalzos, sus piernas sucias de polvo y sus rodillas raspadas me cuentan que esa no es su ropa habitual. Pero él está guapo de todos modos, estoy segura. A esos inmensos ojos negros no les hace falta ningún adorno.
Ayer supe de él, y ayer mi niño cumplía 9 añitos. Ya veis, era su cumpleaños y el regalo fue para mí.
Rescatado de mi blog en ya.com

jueves, 26 de mayo de 2005

HIJOS DE PUTA


¿Pero qué tipo de ESCORIA podría haceros daño?


Rescatado de mi blog en ya.com

GUSTOS O DISGUSTOS MUSICALES-La encuesta

Contestando a Memnoch que muy amablemente (te mataré a fuego lento, que lo sepas ) me pasó el testigo:
1-Tamaño total de los archivos de música en mi ordenador:
Mmmmm…¿Mucho? Es que con el desorden natural que me caracteriza, voy guardando la música (y lo que sea) en la primera carpeta que se me abre.
Inconvenientes; pues vete tú a buscar algo en concreto.
Ventajas; siempre te llevas agradables sorpresas. Abres y… ¡Anda, mira que bien, pero si tengo el último de Rosario!
2-Último disco que me compré:
"It’s time" de Michael Buble (recomendación de Sefarad, y lo agradezco por que me encanta)
3-Canción que estoy escuchando ahora:
"BOHEMIAN RHAPSODY" de Queen, con mucho una de las mejores canciones de la historia (para mi gusto)
4-Las 5 canciones que escucho un montón o que tienen algún significado para mí:
  • 1-"Canon "de Pachebel, básicamente yo.

  • 2-"Sin miedo a nada" de Alex Ubago y "Para tu amor "de Juanes, evidentemente él.

  • 3-"I will survive" de Gloria Gaynor, mi grito de guerra durante años.

  • 4-"Con los años que me quedan "de Gloria Estefan y "No puedo estar sin ti "de Rosana; Mis instrumentos de tortura en el karaoke o “como hacer el ridículo al volante sin que se te cale el coche”. Es que tengo la sana costumbre de cantar a “grito pelao” mientras conduzco.

  • 5-"Billie Jean" de Michael Jackson, con su bass de fondo descubrí en toda su extensión mi sentido arrítmico.
    Y me sigue gustando, pese a su autor.


  • En general me gusta la música funky, jazz y blues puros o versiones acid, clásica, algo de pop, pastelera (vale, ¿y qué?), house, flamenquito (pero racionado eh?, un par como mucho)… vamos, creo que de todo menos el heavy (y mira que lo he intentado pero se me resiste).
    Por cierto Memnoch...¡ Ración doble de pimienta verde, MARCHANDO!
    Rescatado de mi blog en ya.com

    miércoles, 25 de mayo de 2005

    domingo, 22 de mayo de 2005

    DE CUANDO DESCUBRÍ EL CIELO


    Audio: Beginning. Me sentí Blues

    Soñé que era un papel que quería ser cometa

    En los escasos momentos de soledad que me puedo permitir a lo largo del día, esto es en el coche, tuve una especie de “revelación”, más bien un flash directo desde el pasado. Supe exactamente cómo y porqué me enamoré de los libros.
    Me ví en mi infancia disléxica intentando entender por qué a mi me costaba más leer que al resto de niñas. Me creía presa de alguna maldición que cambiaba las letras cuando yo las leía. Porque… yo juraría que ahí ponía caballos y no caballeros. Las risas de mis compañeras, el gesto adusto y severo de la monja, la tremenda vergüenza de saber que se burlaban de mí, que en mi libro ponía “caballeros” como en el resto. Mi madre mantenía una lucha constante, con mis profesoras, las muy “caritativas” hermanas, y conmigo. Con ellas, intentando hacerle entender que mis faltas de ortografía y atención se debían a una alteración médica corregible. Conmigo para que pasara horas leyendo en alto y grabándolo en una cinta para luego escucharme. Cuando acababa los deberes yo sabía que tenía que seguir con “el libro marrón”, un cuaderno con ejercicios para la dislexia. Después tocaba lo del casete. Eso me gustaba, la tontería de grabarme era divertida hasta que me escuchaba y me daba cuenta de todos los errores.
    En definitiva, leer para mí era una tortura más entre las muchas que sufría por ser como era.
    Hasta que llegué a 5º ó 6º de EGB. El libro de lenguaje, de Santillana creo, narraba una historia que se seguía por temas. Al principio de cada tema venía un fragmento del cuento que después servía de base para las explicaciones de sintaxis, gramática y los ejercicios que hacíamos.
    Me llamó la atención desde el mismo título; El papel que quería ser cometa. Las ilustraciones no eran muy buenas, pero a mi no me hacían falta en absoluto. Podía imaginar perfectamente a ese humilde papel de periódico usado para envolver bocadillos, tirado en el parque, manchado de aceite y mirando hacia el cielo deseando volar y ser de colores.
    Me sentía identificada con ese papelito al que todos en el parque ignoraban. Poco a poco sucedió que yo no podía esperar al siguiente tema para saber que le pasaba a mi “amigo”. Leía en casa por adelantado la historia de mi papel sin que me resultara pesado ese trabajo de más.
    Y ahora, desde la perspectiva que me da el tiempo, me doy cuenta de que aquel libro no sólo hizo de mi una gran lectora, sino que también me convirtió en una luchadora.
    Porque mi papel llegó a ser cometa y desde entonces yo no he dejado de mirar al cielo.

    Rescatado de mi blog en ya.com

    viernes, 20 de mayo de 2005

    DIGAMELO

    Y muy en mi línea, sigo sin aburrirme. Tengo una jefa que no es mi jefa. Es la dueña del centro donde yo paso consulta de medicina general, mi enfermera y sobre todo mi amiga. Se llama Chelo y ya os podéis imaginar el lío que se traen los pacientes con Chelo-Charo Charo-Chelo. Ella es alta y grande, una señora rotunda con mucho estilo. Pelo blanco cortito y una expresividad envolvente. Yo soy pequeña y más bien delgada, morena y de gestos suaves… Vamos, que somos el “punto” y la “I”. Por defecto, los pacientes suelen pensar que Chelo es la médico, hecho que ella corrige inmediatamente. A mi me da igual, se lo he dicho mil veces, pero ella me replica que es enfermera, una enfermera muy orgullosa de su profesión.
    Hoy sustituí a la traumatóloga y pasé la consulta de accidentes de trabajo con Chelo. Y no se porqué esa combinación de “Ches” atrae siempre situaciones absurdas más propias de una película de Pepe Isbert que de un centro médico. Hoy concretamente tuve un “mars-attacks”, así llamo yo a esas ocasiones en las que algo sale por peteneras y pierdo el control de la situación. Tuve un ataque de risa en medio de una consulta. La culpable… mi otra “Ch”.
    Habíamos acabado con los pacientes citados, no quedaba nadie en el centro y yo me iba a un aviso a domicilio. Me estaba quitando el pijama (no uso bata, prefiero la camisa del pijama blanco) y con la tontería de ser viernes se me escapó una “estiradita” en medio de admisión. Ya sabéis, relaja los músculos y estimula la circulación. Justo a medio camino entre el suelo y el techo oigo la puerta y me quedo clavada cual estatua delante de dos pacientes. Ellos con cara de J y yo en mi posturita sin mover una pestaña. Marisa salió en mi rescate y los entró a la consulta de Chelo mientras yo me vestía de nuevo. Con mi cara más profesional entro y comienzo a explorar al paciente en cuestión, un chaval que se ha reventado el dedo de un martillazo. Mientras tanto mi Ch le tomaba los datos para rellenar el parte. Y ahí han empezado los problemas. Oigo como el paciente le da su nombre … digamos Pepito Pérez Pingarrón. Y no se porqué el apellido en cuestión casi me hace soltar la carcajada. Como he podido he seguido explorando la movilidad de su dedo pero mi Ch andaba un poco sorda y le ha hecho repetir. Finalmente veo que suelta el boli y muy seria ella le dice- pero eres Pinga o eres Minga? (Y yo apelando a San Quietorrrnitemuevas para no soltar la risotada de pleno)
    De pinga nada- le dice en tono ofendido (y es que, al final el tamaño importa)- Pingarrón con acento en la “on”. (Esto era para arreglarlo)
    Aquí yo ya he perdido los papeles y me he tenido que ir a cargar el chasis de la placa casi a la carrera.
    Y ya no se si ha sido la tontería de la pinga o de la minga pero no me reía así desde que mi padre descubrió una nueva vía de administración para los laxantes.
    Por cierto no le he preguntado sobre su efectividad, pero me fijaré en si sigue comiendo sus kiwis y los yogoures del Coronado.
    Rescatado de mi blog en ya.com

    domingo, 15 de mayo de 2005

    COSAS DE CASA

    Me van a salir canas verdes a este paso, como si lo viera. Y es que mi padre parece Daniel el travieso. Hace apenas unas semanas me despertaron sus risas y las de mi hermana. Mi padre debía ir al otorrino y para que la extracción de los tapones fuera más cómoda le pauté unas gotas reblandecedoras del cerumen. Como siempre que se trata de algo médico, Enrique que así se llama mi padre, se pone algo ñoño. Así que le pidió a mi hermana que le pusiera las dichosas gotitas… y le puso las gotas. Claro, le puso unas gotas. Las que le dio mi padre, que fueron las primeras que encontró en la mesita.
    Vamos, que mi padre acabó con un laxante en la oreja.
    Y os juro que conozco vías de administración para esos fármacos, pero esta es la primera vez que la oigo. Como os podéis imaginar hubo cachondeito para un mes aun que por respeto filial me abstuve de preguntar si el medicamento había hecho su efecto. No era plan.
    La cuestión es que no me aburro con mi familia, vamos que no me dan tiempo. Esta semana ha sido tremenda. Descubrí que sigo siendo alérgica y que puedo tener asma como cualquier persona (imaginad aquí cuantas palabrotas se os ocurran, estoy vaga para escribir todo lo que pensé). En el centro hay menos trabajo, pero en la mutua cada día hay más. En resumen, que he ido de cráneo y cuando llegaba a mi casa parecía más un mueble que una persona. Como siempre en épocas de estrés me ha costado más dormirme y en uno de esos días, cuando ya estaba en esa especie de duermevela que precede al sueño, de repente oigo…- ChaaaAAAaaaAAAaaaroooOOooooOoo- Voz de ultratumba. Me incorporé de un salto atizándome con la litera en la cabeza, con el corazón en un puño pensando-¡ Coñññ… tengo poltergates en mi habitación!
    En estas que veo abrirse la puerta del cuarto y mi padre, más blanco que una pared me cuenta que ha ido a la cocina a beber. Que para variar no ha encendido la luz y ha cogido la primera botella que ha visto en el banco. Que ha bebido hasta que ha notado que el agua era “viscosa” y que… lo que se ha bebido es el lavavajillas.
    Así que ahí me tenéis a mi, a la una y media de la madrugada, llamando a Madrid al Instituto Nacional de Toxicología y explicando que mi padre se ha bebido el jabón de lavar los platos.
    Para mi sorpresa tengo un padre poco original porque según me dijeron es una consulta bastante frecuente. Por si acaso tenéis un “Enrique” en casa anotad : En caso de ingesta accidental de jabón administrar dos o tres cucharadas de aceite de oliva y no tumbarse en media hora por si hace espuma y provoca una neumonía por aspiración.
    Lo mejor, sin duda, la voz en "off" de mi madre desde su habitación.
    -¡Enrique! … cuando vayas al baño ¡Harás pompas!

    Rescatado de mi blog en ya.com

    martes, 10 de mayo de 2005

    LOS NIÑOS SON

    Aun recuerdo mi primera clase de pediatría. Mi por aquel entonces profesor inició el curso con una frase que entonces me pareció una solemne tontería; 'No olviden nunca que un niño no es un adulto enano'. Desgraciadamente el tiempo me ha enseñado que las cosas más elementales necesitan a veces de recuerdos, refuerzos y hasta de normativas especiales para que se cumplan. Porque decidme, ¿qué hay más natural e instintivo que querer y proteger a los niños?
    Elemental ¿verdad? Y sin embargo basta leer cualquier diario para comprobar que precisamente son ellos, nuestros pequeños, los que más sufren nuestra inhumanidad. Y hablo en primera persona plural, basta ya de esconderse tras una cómoda conciencia colectiva. Porque tú eres tan responsable como yo de detener tanta barbarie. Nuestros niños se mueren abusados y explotados, de hambre y de sed, en guerras que ni entienden ni son suyas. Y tal vez te parezcan hechos lejanos, pero desde mi ventana, esa tan particular que me da mi bata blanca, te digo que lo tienes en frente de ti mismo, hasta es posible que al lado de tu propia casa. Mientras el mapamundi se pueda dibujar según las diferentes tasas de mortalidad infantil, analfabetismo y hambre, el hombre será la más cruel de las especies animales. La única que masacra a sus crías.
    Y es hora de actuar porque entérate...Las palabras ya no bastan y de ti dependen sus vidas.
    Acabaré parafraseando a mi maestro. Recordad que los niños no son adultos enanos. Los niños son nuestro futuro.
    Image Hosted by ImageShack.us


    N.A. Abrid los links sin miedos. Creo que ya vemos suficiente cada día y como dije es momento de actuar. Gracias de antemano.
    Rescatado de mi blog en ya.com

    sábado, 7 de mayo de 2005

    POTENCIA VS IMPOTENCIA



    La diferencia la marcas tú.
    Vive con ilusiones, dueño de tu vida o con resignación, en el destierro de ti mismo


    Image Hosted by ImageShack.us
    Aun estás a tiempo de participar.
    Tienes mucho que decir, hazte oír.



    Rescatado de mi blog en ya.com

    lunes, 2 de mayo de 2005

    CONFÍA


    Audio: Por una cabeza-Carlos Gardel

    ··Vivir es como bailar un tango,
    a veces 'agarrao' a veces 'arrastrao'··


    Párate, no sigas corriendo. Reposa tu tiempo cansado en el borde de mis sueños. Apoya tus ganas menguadas en la tilde de mis días. No hay prisas, que olvidé la premura en el quicio de la puerta, junto a tus máscaras y las mias.
    Respira, resuella y expulsa ese aire rancio con sabor a abandono. Renueva tu aliento y recuerda…Nacer también duele.
    Párate y comienza de nuevo. Avanza conmigo. Calza tu cara y no temas...
    ¿Bailas?


    Rescatado de mi blog en ya.com