martes, 25 de enero de 2005

MIS TRENZAS

Estoy cansada si. Ya ya, y quejicosa lo se. Están siendo unas semanas duras en cuanto al trabajo. La epidemia de gripe ha sobrepasado con mucho todas las expectativas y llego agotada a mi casa, sin ganas de hablar y sin mucho que decir.
Como siempre que me agoto, curiosamente me cuesta coger el sueño. Doy vueltas en la cama con la idea obsesiva de dormirme para poder afrontar otro día más en mi "campo de batalla" particular. Y cuanto más tarde se hace, más abiertos tengo los ojos. En algún momento de la noche, el insomnio claudica y caigo en un estado más cercano al coma que al mundo onírico. Apenas un segundo después suena el despertador a ritmo de tango.
Y es entonces, a medio camino de despertar, cuando empiezo a pensar en qué excusa podría dar en el centro para no ir a trabajar. Para quedarme un par de horitas más en la cama. Repaso mentalmente todos los procesos agudos que podrían justificar mi ausencia de una sola mañana. ¿Una gastroenteritis? ... no, hay epidemia de rotavirus pero no se limita a unas horas. No cuela. ¿Una lumbalgia tal vez? ... ni de casualidad, en entrar esta tarde por la puerta Chelo me inyecta un inzitan... ¿Un...? ¡Pero qué digo! -Arriba Charito que no tienes 10 años.
Y mientras me arrastro fuera de la cama sonrío pensando en este despertar tan curioso que viene siendo un ritual últimamente. Y me siento transportada a mil años de hoy, cuando yo aún tenía trenzas y calzaba zapatos ortopédicos para mis pies planos. El uniforme del cole tirado de cualquier modo en la butaca y la luz del comedor encendida. Oía a mi madre trajinar con los desayunos justo antes de despertarnos y yo me hacia un ovillo en mi cama, pensando a mil por hora qué "dolor" podría librarme de ir a clase. Sonrío mientras me veo en el autobús, abstraída del griterío de los demás niños. En un estado de vigilia más que dudoso seguía pensando en cómo dormitar sin que el resto del mundo lo notara y, en medio de todas estas "maquinaciones", jugaba al "no pises la raya". Imaginaba que saltaba cada farola para no pisarla, y los semáforos y los buzones. Y entre salto y salto imaginario llegaba al colegio donde despertaba definitivamente.
Ya no tengo mis trenzas, mi uniforme es blanco y lo elegí yo, el colegio es ahora mi consulta médica y ya no tengo profesores aunque sigo aprendiendo cada día.
Y sonrío, porque pese a los años que nos separan a esas trenzas y a mi, aún soy capaz de levantarme soñando, con ese puntito de irresponsabilidad infantil que aún tiene cabida en mi vida, aunque solo sea medio minuto justo antes de despertar.
Dulces sueños a todo el mundo.
25 de Enero



Rescatado de mi blog en ya.com

1 comentarios:

DeYaPuntoCom me dijo:

Dime:
Bueno y que TEM, jajajajaja, aquí no me dirás nada, no me lees :P
invitado Lunes, 3 Abril 2006 00:59

Dime:
Como no me leerás porque es difícil que leas todos tus comentarios y más siendo del año pasado, te quiero decir de nuevo que gracias, tengo el corazón muy encogido pero se me pasará, no te preocupes, es sólo encogido.
invitado Lunes, 3 Abril 2006 00:56

Dime:
Sigue soñando y sigue recordando a esas maravillosas trenzas!
Muchos besos;)
noelia Viernes, 28 Enero 2005 11:14 (Web)

Dime:
Siempre me gustaron las trenzas de pequeño en las niñas y nunca tiré de una de ellas como mis colegas más traviesos jajaja
Muy bonito andayita, muy bonito
bsss
runner45 Jueves, 27 Enero 2005 14:06 (Correo) (Web)

Dime:
No sé quién decía que "todo tiempo pasado fue anterior". A veces es bonito recordarlo...
Marcel·lí Jueves, 27 Enero 2005 02:08 (Web)

Dime:
Yo estoy sobreviviendo a la gripe !!! Pero que suerte que tengo por dios !!! :D

Un besiño y que te sea leve :S

Ay y lo que se vendrá con la ola esta de frío(yo siempre animando)
Gallega Miércoles, 26 Enero 2005 21:50 (Correo) (Web)

Dime:
Lamentablemente el cansancio, bien sea físico o mental, causado por nuestro execivo o tensionante trabajo no puede justificar ausentarnos de nuestras labores para recuperar unas horas de sueño perdidas.
Pero te hiciste una hermosa terapia: sonreiste con tus recuerdos de colegiala.
BITES Miércoles, 26 Enero 2005 21:45 (Web)

Dime:
Buenas noches, doc, felices sueños.
Recuperar tu lectura me alegra el alma, más, si nos compartes así tu ternura. No pierdas esa nena, es lo que no hace seguir adelante.
Biquiños.
cableroto Miércoles, 26 Enero 2005 21:21 (Web)

Dime:
Yo también pienso muchas mañanas como ingeniármelas para no levantarme e ir a currar, incluso después de comer, que me entra la morriña, pienso, ahora podría llamar y decir que me ha sentado mal la comida... XD
Azrrael Miércoles, 26 Enero 2005 20:50 (Web)

Dime:
Nunca pierdas ese filón infantil... creo q nos ayuda enormemente a afrontar la vida con la misma ilusión e inocencia de entonces... Besos.
Ume Miércoles, 26 Enero 2005 17:19 (Web)

Dime:
Jeje siempre me gustaron esas personas que conservan a ese niño que una vez fueron :)
Amaya Miércoles, 26 Enero 2005 12:20 (Web)

Dime:
Buenos días, bueno que tiempos esos de cuando ibamos al cole y no queríamos ir al colegio. Bueno eso le suele pasar a todos incluso al del chiste jejejej, pero bueno hay que tirar para delante jejejej y me alegro por esa consulta, mi madre es médico y bueno me hago la victima aunque ya pasa de mi porque siempre vengo con desgracias.


Besossss
Dani Miércoles, 26 Enero 2005 08:51 (Correo) (Web)

Dime:
eterna amiga, te he vuelto a ller luego de mucho tiempo, y con gran alegria me he dado cuenta de que tu no suñas por minutos... tienes el don de soñar bastante y solo despertarte por minutos, solo lo necesario... espero sigas asi por mucho tiempo, y nos enseñes a poder logarlo igual que tu
ciclotimico Miércoles, 26 Enero 2005 05:17 (Correo) (Web)

Dime:
Mi amiguita tan llena de ternura! Pues yo te sigo viendo el alma pura y valiente de de una niña, que te lo sepas.
Y yo te cuento que a mis recién estrenados 31 aun llevo trencitas peques cuando me da la locura... mola!!!
Besos grandes, pequeñitos y gigantes pa ti!
Ju Miércoles, 26 Enero 2005 03:49 (Correo) (Web)

Dime:
En una ocasión escribí un post hablando de mis trenzas, ¿lo recuerdas?, aquella vez me contestaste diciendo que tú también habías llevado trenzas, y me gustó saberlo.

Hoy en día yo tampoco llevo trenzas, pero sigo conservando dentro de mí, una pizquita de aquella niña que fui.

Me ha encantado leerte Andayita, emanas ternura.

Besos de gominola con sabor a cariñososabrazostrujis
gominola Miércoles, 26 Enero 2005 02:38 (Correo) (Web)

Dime:
Pues si, ya tenia ganas de leerte un ratito.
Conozco esa sensación. Me gusta soñar aun cuando ya estoy despierto en la cama.
Aunque lo de las trencitas yo no me lo perdia jejeje...por nada del mundo.

Un beso.
Radagastt Martes, 25 Enero 2005 23:49 (Web)

Dime:
Dulces sueños Charo, y al igual que esa rosa, has conseguido relatar algo muy bello con esa visión aún infantil de inocencia (que no inmadurez) que tanto me gusta de ti. Seguro que jugabas con tus trenzas como ahora tal vez lo hagas con tu pluma o bolígrafo entre tus dedos...

Petonets!!!!!!
Jordi Martes, 25 Enero 2005 23:33 (Correo) (Web)