lunes, 14 de noviembre de 2005

NOCHE EN URGENCIAS

corazonMe desperté incómoda, algo no andaba bien. Una punzada de dolor me atravesó de parte a parte dejándome sin aliento. Inmediatamente me abrí el pecho y vi cual era el problema. Tenía el corazón lleno de hematomas inflamados, producto de golpes sin duda. Una gran grieta lo cruzaba sangrando penas oscuras, y de ella partían miles de estrías que amenazaban desquebrajarse en cualquier momento.
El pobre órgano me miraba asustado sin atreverse a hablar. Con mucho cuidado lo saqué y lo envolví en una manta. Hasta el más leve roce le provocaba un tremendo sufrimiento.
La situación era crítica.
Acudí a puertas de urgencia donde un joven médico, MIR de familia sin duda, llamó alarmado al corazoniatra de guardia. Un equipo de cuidados intensivos vino a la carrera, arrastrando por el pasillo el instrumental de reanimación.
Mi corazoncito parecía una piltrafilla entre tanto cable de monitorización. Goteros de autoestima instilaban a chorro el sentimiento que se escapaba por las mil grietas.
El anestesista parecía un poseso pidiendo a gritos un suero de Olvido.
-¿De que grupo?- preguntaba la enfermera.
-Trae uno universal, no hay tiempo para analizar. Un pitido continuo disparó las alarmas del monitor.
-Le perdemos. Diez miligramos de Frialdad intracavitaria y el desfibrilador a doscientos sesenta. El corazoniatra descargó las palas directamente sobre mi corazón. Tras unos segundos, este pareció reaccionar con un leve latido que más semejaba un estertor.
Sin mi corazón, yo era incapaz de llorar, y era mi estómago el que se lamentaba hecho un nudo. Mis dos órganos eran grandes amigos desde la infancia.
-¿Sabe usted si su corazón era consumidor habitual de Sueños?- Me preguntó el médico.
Creo que sí,- respondí con expresión culpable- pero me juró que lo controlaba. El corazoniatra me miró con gesto severo.
-¿Y usted le creyó? Nadie controla una adicción.
-¿Y quien controla a un corazón, Doctor?- le respondí.

Rescatado de mi blog en ya.com

1 comentarios:

DeYaPuntoCom me dijo:

Dime:
que bonita tu tecnoternura corazoniatra

[que repose, que repose, corazoncito]

:
maníasmías Domingo, 20 Noviembre 2005 21:17 (Web)

Dime:
No lo entierres aún pequeña. Pues el corazón, cual Ave Fenix, puede resucitar de sus cenizas, incluso cuando ha muerto por sobredosis de sueños imposibles. Algún día renacerá, mas fuerte y hermosos que antes, tan solo necesita encontrar otro corazón que le coja de la mano, para juntos caminar por los senderos de la vida, superando juntos los obstaculos.
Petonets maca
Memnoch Miércoles, 16 Noviembre 2005 02:30 (Correo) (Web)

Dime:
Consumidor habitual de sueños, adicto a deseos imposibles, enganchado al amor... ¡pobre corazón! pero tiene cura, buscando otro sueño, alimentándose de nuevas ilusiones.
Besos y abrazos
paloma Martes, 15 Noviembre 2005 19:25 (Web)

Dime:
Nadie lo controla, quien dice hacerlo es frío como el hielo, de esos he conocido desgraciadamente. El mío debe de andar también algo magullado pero al menos me siento viva aunque a veces desearías no estarlo tanto.

Gracias por todo

Molts molts petonets
Nubemana Martes, 15 Noviembre 2005 19:24 (Web)

Dime:
Me ha gustado muchísimo. Espero que encuentres pronto al experto en "tu corazón" que te lo invada de sueños y de amor, y sepa luego regarlos como el mejor jardinero.
Bicos. Muralla.
muralla Martes, 15 Noviembre 2005 16:37 (Correo) (Web)

Dime:
Estos corazones magullados tarde o temprano acaban recuperándose... y casi siempre vuelven a alimentarse de sueños ¡¡¡Menos mal que vuelven!!!

Mil besos
pd: Te regalo una canción, Manhâ de carnaval de Caetano Veloso (es una canción muy especial para mí, me ayudó a abrirme bien el pecho... quería compartirla contigo)
airelai Martes, 15 Noviembre 2005 16:24 (Correo) (Web)

Dime:
Eso mismo pregunto yo, quién controla un corazón?? y más cuando lo tratan como si no tuviera valor. Yo tb quiero un poco de ese suero, para olvidar q me rompieron el corazón.

besos

Pd.Muy buen post!!!
Diablilla Martes, 15 Noviembre 2005 16:20 (Correo) (Web)

Dime:
Por un saltito al azar llegué hasta aquí...me sorprendió ver el nombre de tu blog.
Sacaré un timpito para ponerme al día con tus notas que atrapan.
Abur.-
Troka Martes, 15 Noviembre 2005 15:11 (Correo) (Web)

Dime:
Uau, es precioso. Que no se acaben jamás los sueños para todos nuestros corazones... y ojalá no nos hagan falta corazoniatras para curarlos por ello!!! Un besazo
Sweetmayo Martes, 15 Noviembre 2005 14:53 (Correo) (Web)

Dime:
Qué precioso texto!
Y... sí... ¿quién controla al corazón?
Se empeña en vivir "por libre". Escapa a cualquier control...
Y el "corazoniatra" lo sabe... porque incluso el suyo es así de rebelde...

Precioso, Andaya
Un beso
almena Martes, 15 Noviembre 2005 13:27 (Correo) (Web)

Dime:
Menos mal que dite con un buen corazonista... Imaginate lo que sería vivir sin corazón...
Espero que se recupere pronto, cuidale, y procurale un poco de dieta suave, baja en emociones fuertes...

Me ha encantado tu post
Un beso guapa ;)
Lara
Uada Martes, 15 Noviembre 2005 11:10 (Web)

Dime:
Y claro, Andaya... el consumo adictivo de sueños conduce a sobredosis de ilusiones y esperanzas que terminan siendo fatales para el corazón y el alma. La solución está en tomar de vez en cuando cápsulas de realidad, para que el corazón no estalle en pedazos.

Excelente post, encanto. Un beso enorme para ti.
Mutato Nomine Martes, 15 Noviembre 2005 08:25 (Correo) (Web)

Dime:
Triste pero esperanzador.
Queda una puerta abierta para los consumidores compulsivos de sueños, adicciones y corazones propios.

Gracias!!

Me ha encantado.
Marcel·lí Martes, 15 Noviembre 2005 00:10 (Web)