jueves, 1 de octubre de 2009

DEStiempo


Tus tormentas me nublan los días,

Como tu sonrisa me florece la mirada. Acabas dirigiendo los rayos a mi orto, disfrazando nuestro amanecer de estallido.
Y yo, con las raíces expuestas y mis ramas desnudas, aguantaré el chaparrón hasta que el viento me arrastre, más no puedo. Pero no te enfades si mientras diluvias, recuento las baldosas del empedrado, porque el frío siempre acompaña al invierno y los paraguas son impermeables.

sábado, 29 de agosto de 2009

CULPABLE


Mil maneras de decirlo, solo una de sentirlo.

Al amparo del silencio, sus ramas cobijan mi piel denostada por el ardor del ruido. Abrasadoras palabras que encienden abismos, traicionando los hechos, prevaleciendo lo dicho.
Pero tienes esa virtud, me cierras la boca de golpe abriéndote el alma sin reproches. Y así, con la piel expuesta en la mirada, me envuelves de ti sin que yo me defienda; voluntad caída en el valle de tu pecho.
Huérfana de ideas, coja de argumentos, deshago esas murallas sin quebrarme por dentro.
Bendita culpa la tuya.

P.D.Será que te quiero, mea culpa.

jueves, 13 de agosto de 2009

ATLAS


Lucho, lucho hasta cubrir con mi piel las piedras del camino, tapizando con musgo de esfuerzo el marjal de una vida. Siempre hacia delante, siempre sin tregua, sin el derecho del mendigo a pedir compasión u olvido. Quiebro en el pecho los golpes del viento, con los ojos desiertos de lágrimas, huérfana la boca de voz, y la voz proscrita al silencio.
Triste destierro.

Y siento, siento indefensa ráfagas suplicantes que arrancan mi tiempo, descarnando los huesos de alivio, alivio temporal de una carne falible. Esa humanidad que me hace imperfecta no comprende de tormentas. Pero no importa, no puede importarme; mis manos pequeñas, impotentes lamentos, cargan el peso de un mundo.
Soy Atlas.

Un paso más, otro más desnuda de fuerzas. El último jirón de mi piel pende de un corazón apaciguado que no late en mi pecho.

sábado, 23 de mayo de 2009

EN LA LUZ


Más allá de las miradas, atravesando la aduana de las palabras, brilla el mar de lo que sientes.
Y no hay crepúsculo que empañe ese espejo, ni sombra que enturbie sus aguas, pues amanece a cada instante brotándote del pecho.
Cuelga la noche en la percha de la entrada, sacude sus horas muertas en el balcón de los silencios, guarda el olvido con bolitas del alcanfor en el baúl de las ausencias, y navega esas corrientes que te llevan al alba.

domingo, 10 de mayo de 2009

MAREAS


Me dormí en un campo de amapolas, al arrullo de una caracola rizada. Y soñé que el cielo era mar, y el mar mi casa. Con los ojos fijos en el agua dejé de ver las olas. Y así, ensimismada me arrastró una corriente inesperada, por sorpresa y a traición. Puñetera pleamar que confunde las nubes con la espuma salada.
Braceo, supongo; buceo, intuyo; me niego, seguro. Y ciega de ruidos me enclavo en los corales mañaneros, ultimando mis fuerzas, aterida por los miedos. No entiendo las palabras, no entiendo los sonidos, no entiendo a las sirenas enredando en mis sentidos.
Pero dicen que mis ojos hablan. Le preguntaré al viento.
P.D.Totalmente alusivo. Ale, a traducir.

viernes, 1 de mayo de 2009

MIRA


Un lienzo en blanco jamás está vacío. Lo llena tu mirada.
Y dime, ¿qué ves?
Las lunas me cuentan; yo las recuento. Colecciono reflejos, no me importa el desfile de brumas blancas.
Resbala su frío por mi piel escarchada.
Ya cubre el manto negro y el viento aulla verdades calladas.
Despliego mis dudas, sacudo los miedos, bajo persianas, remuevo en el tiempo.
Fuera llueve lo incierto.
P.D.Día del trabajo, ergo hagamos el vago. Parece una burla absurda tal y como están las cosas.


Summertime de Leona Lewis

sábado, 25 de abril de 2009

COMO EL PERRO Y EL GATO


Histórias de Felisa y Cándido
Si Darwin levantara la cabeza...

¿Qué pasa cuando dos especies que hablan en distinto idioma están condenadas a entenderse?
Ella, Felisa, una gata de Marte, pragmática y descreída. Él, Cándido, un perro verde de Venus, trovador y enamorado de la luna. Dos modos de ver la vida que inevitablemente confrontarán ladridos con maullidos. Razón versus Corazón; la pelea está servida.
Y esta idea loca surgió de las horas y horas de conversación entre Uno y yo; tras unos doscientos cafés y alguna que otra caña.
Ninguno de los dos ha cambiado su modo de pensar y sentir las cosas, puntos de vista totalmente desencontrados. Y sin embargo, y aun que parezca mentira, coincidimos en algo; nos encanta discutir.
Espero que os guste.
Como el Perro y el Gato
P.D.
Gatas, afilad las uñas que los canes vienen ladrando.

lunes, 20 de abril de 2009

SIMPLEMENTE


La simplicidad de la verdad siempre nos complica la vida. Nunca dejaré de admirar la honestidad y la valentía de enfrentarse a ella.
Te lo agradezco más de lo que imaginas.

lunes, 13 de abril de 2009

PUNTO EN BOCA


No me arrepiento de cuanto dije. Pero mucho menos, de lo que callé.

No di camino a las palabras cojas, heridas de miedo; y ahora reposan tranquilas bajo mi lengua, en calladas sepulturas.
Con los años aprendí que hay cosas que no nacieron para ser dichas, sino para ser pensadas o sentidas.

P.D.¿No os ha pasado nunca? Darle mil vueltas a la cabeza, pensando en lo que deberías haber dicho en un momento determinado, y callaste por ofuscación o por falta de oportunidad. La mayoría de las veces, la perspectiva del tiempo te enseña que fue mejor así; que no valía la pena discutir, ni soltar sapos y culebras por esa boquita.
Dije que pasaría lista y lo voy a hacer. Así que me vais levantando la mano por orden, please.

domingo, 5 de abril de 2009

ANDÉN CERO

Deja que duerma tranquila en mi vía muerta. Sin ocuparme del trayecto, sin la angustia del destino, sin equipajes ni maletas que entorpezcan mi camino.
Dulce traqueteo solitario que empaca los sentidos. No hay brumas ni premuras, no hay frío ni hastío. Anestesia de piel yerta, bálsamo sin estridencias.
Es lo que soy.
Suenan las campanas en la estación, anunciando vientos otoñales. Y cierro las ventanas de mi andén mientras caen las hojas muertas de otras vidas. Bailo de puntillas en mis raíles, a salvo de cambios climáticos; al borde de mis sueños, dibujando una madeja que les da cobijo y abrigo.
Es lo que deseo.

P.D.¿Tan difícil es de entender? Últimamente tengo a media humanidad empeñada en "convertirme". Fusssssssss... si fuera gata bufaría.
Se acercan Pascuas; vacaciones, cochecito, viajes...accidentes, dramas, pérdidas...
Así que mucho cuidado en la carretera. Os quiero todos aquí a la vuelta. Paso lista, advierto.

domingo, 29 de marzo de 2009

SI MIS FAROS HABLARAN


El camino bajaría sus altivas empinadas, con las vergüenzas del tiempo expuestas en el arcén. Mil historias de cuneta, y otras tantas de retrovisor grabadas en mis ruedas.
El polvo cubrió mi pintura, la herredumbre oxidó engranajes y fijó cerraduras. Y dentro, un cuentakilómetros que mira el camino como un viejo a su calendario; con la ironía de quien está en paz con el tiempo.
Si mis faros hablaran, contarían una vida.

domingo, 22 de marzo de 2009

LEÑA DEL ÁRBOL CAÍDO


Jade Goody ha muerto esta madrugada de un cáncer de cérvix. Eso, a priori no la convierte en nadie especial. Desgraciadamente son miles las mujeres que perecen por esta enfermedad. Tampoco es nada de otro mundo ser una celebrity. Salir en la televisión a vender las miserias, o ser el subproducto de un programa fastfood, está a la orden del día.
Antes las jóvenes soñaban con ser médicos, abogados, modelos, actrices... Ahora gana por goleada el prototipo PV-siglas de putón verbenero-, con perdón.
No, no es por nada de esto por lo que esta chica me ha impresionado. Ha sido su instinto maternal, que se ha antepuesto hasta al más primigenio; el de la supervivencia. Desde que supo que iba a morir, hizo de su vida-de lo que de ella quedaba-, un merchandising absoluto desvestido de pudor y de falsa vergüenza.
Proteger a sus hijos más allá de la muerte, asegurar su futuro a costa de lo que fuera.Y en su caso, el precio fue verse privada de la intimidad en la enfermedad y en la muerte. Frente a voces moralistas que ponen el grito en el cielo por lo que ellos consideran una vergüenza, yo te digo Jade; Olé tus ovarios, donde quiera que estes.
P.D.No me gusta cómo condujo su vida, pero no soy quién para juzgar. Lo que si puedo entender perfectamente son las razones por las que organizó su muerte del modo en que lo hizo.
Y cambiando de tercio; a mis chic@s del facebook... un lujo poder conoceros más de cerca. Lo digo muy en serio.

domingo, 8 de marzo de 2009

Y PORQUÉ NO


Empecemos la semana con una sonrisa; abriendo los recuerdos a esos tiempos en los que la realidad no era más que otra versión de lo que vivíamos.
Una noche de Agosto, sentada en la acera del puente del pueblo, con las piernas colgando y la bici hecha un cuatro a mi lado. Miraba al cielo, intentando ver el movimiento de las estrellas. Y ¿sabes?, estaba convencida de que ellas me guiñaban los ojos.
Aun hoy, cuando se que su brillo parpadea por otras causas, sonrío a ese guiño cómplice que continúa haciéndome sentir especial.
Buen comienzo de semana.
P.D.Es una nota del facebook. Pero qué panda de gamberros que tengo por allí; y aun que me paso el día entre rejas, no los cambio por nada.
Estáis invitados.

viernes, 6 de marzo de 2009

OCHO DE MARZO, DÍA DE LA MUJER



Gracias por la presentación, Jordi

Hoy recibí un mail de Médicos sin Fronteras. Curiosamente no contactaron con Charo ”la socia”, sino con Andaya ”la blogger”. Y eso me ratifica en mi idea de que mi voz, nuestra voz se oye. No tengo un gran blog, ni reviento mi contador de visitas, pero cada vez me doy más cuenta de que los pocos que entráis por aquí realmente me escucháis.
Una vez más os pido un poquito de vuestro tiempo para leer el correo del que os hablé.
Soy Sophie de Médicos Sin Fronteras. Me pongo en contacto contigo para enviarte, de cara al Día de la Mujer que se celebra el próximo domingo 8 de marzo, el informe 'Vidas destrozadas', un informe sobre violencia sexual que basado en la experiencia de MSF en RDCongo, Burundi, Liberia, Suráfrica y Colombia. Este documento aborda la violencia sexual como una urgencia médica a la que debe darse una mejor respuesta para aliviar el sufrimiento de las víctimas, y más concretamente, apunta :

1.- la necesidad de proporcionar una atención médica de urgencia a las víctimas de violaciones. La profilaxis post-exposición (PEP) para prevenir la infección por Sida debe proporcionarse en las 72 horas siguientes a la agresión, y los anticonceptivos de emergencia para evitar embarazos no deseados sólo se puede administrar con garantías de eficacia durante los 5
primeros días.

2.- es imprescindible conseguir que las víctimas busquen atención médica y que lo hagan rápidamente, pero para ello es necesario romper los tabúes sociales mediante campañas de sensibilización

3.- por tanto, es esencial, como siguiente eslabón en la cadena, que los servicios de atención médica proporcionen al paciente garantías de confidencialidad y una atención integral. Además, estos deben ser realmente accesibles para la población.

4.- denuncia de fondo sobre la violencia sexual. No hay excusas. Muchos de los que cometen estos crímenes son a menudo las personas que supuestamente deberían proteger a quienes acaban siendo sus víctimas (padres, parientes, vecinos, fuerzas de seguridad...).

5.- aunque es mucho menos frecuente, los hombres y los niños también son víctimas de la violencia sexual. En su caso las dificultades son incluso mayores, ya que tienen que superar prejuicios más grandes aún que las mujeres y en muchas ocasiones no son reconocidos como víctimas.


Visita la web. Podrás consultar el informe en su totalidad, ver vídeos de víctimas y solidarízarte difundiendo una pequeña aplicación para redes sociales.

Gracias por tu información. Espero que la información sea de tu interés.
Ocho de Marzo, Día de la Mujer; y sin embargo, todavía hace falta difundir cosas como esta.

P.D.Parece que estas cosas nos tocan de lejos y no es así. Pertenezco a esa generación que reivindica con orgullo su condición femenina-sin menospreciar o ningunear la masculina-, y me duele saber que esto mismo que a mi me hace sentir tan bien, es un estigma en otras partes del mundo.
Siempre lo diré, el ser humano es capaz de tener los gestos más altruistas y las bajezas más ruines. Una violación, no solo es un acto de cobardía, de abuso de poder y de pobreza interior, es además un síntoma de desesperación absoluta. Cuando alguien no consigue identificar a otro ser humano como a tal, y se cree en el derecho de utilizarlo como se utiliza el inodoro para defecar… es que ha perdido cualquier esperanza en su propia humanidad. Y aun que debe de ser terrible tanta soledad, no me provocan ninguna lástima; tienen lo que se merecen.

lunes, 2 de marzo de 2009

SECRETOS


Las escapadas de fin de semana no abundan en mi agenda. Tal vez por eso intento perderme en lugares que poco tengan que ver con mi vida. Para esta ocasión quería algo especial, así que le pregunté a un amigo de gustos bastante exclusivos.
-Cariño, no me des las gracias-me dijo tendiéndome una tarjeta.- Te aseguro que jamás has estado en un sitio como este. Pero ten cuidado, te puede salir realmente caro.
Temblé. Esas palabras en boca de un hombre que considera una ganga unos vaqueros de doscientos euros…
-¡Qué más da!-me dije- Estos últimos meses han sido un infierno.
Así que cogí la tarjeta y llamé reservando habitación.
Mi amigo sonrió cuando le pregunté por el tipo de ropa que debía llevarme. Y por toda respuesta me dijo;
-Asegúrate de llevar suficiente confianza encima.
Palaios era un lugar bizarro. Lejos de la imagen sofisticada que yo me había formado, a primera vista parecía sacado directamente de unos cuantos siglos atrás.
Casas vetustas, de gruesos muros y techos altos. Celosías escasas que apenas filtraban vestigios de luz. Ni rastro de tecnología, ningún motor enturbiando el silencio. Las calles de tierra prensada, pavimentadas con guijarros de río, se retorcían con pereza en un laberinto endiablado. Ninguna señal que me indicara mi situación, ni un alma a quien preguntar. Y allí, en medio de ninguna parte, cargando en mis maletas el mp4, un par de libros, y un vestido de noche con alguna mala intención prendida en el escote, me sentí la persona más ridícula del mundo. Iba a matar a mi amigo. Le iba a matar a fuego lento, sin prisas.
Al doblar la esquina me llegó un rumor de voces que me llevó hasta la plaza principal. Estaba atestada de tenderetes, personas y animales en lo que parecía ser una feria medieval. Imaginé que eran las fiestas del lugar y que el pueblo en pleno se daba cita en aquel curioso mercadillo.
Los palaienses eran personas sencillas, de mirada limpia y sonrisa franca. Utilizaban las palabras de un modo curioso e iban vestidos de época-no sabría decir de cual, pero indudablemente se trataba de ropajes antiguos-. Aquí un puesto de quesos de la región, allá cántaros de vino y jarras de miel de mil tipos; yerbas secas colgadas en pequeños manojos, especias en atillos de lino; un alfarero en su torno; dos viejas cardando lana; un perro escuálido persiguiendo a dos mocosos que enredaban en el puesto de manzanas dulces. Mil olores que asociaban sonidos inconfundibles. Y sus gentes; el regateo, las comadres riendo el chascarrillo, los jóvenes sacando pecho delante de las muchachas casaderas, el severo gesto de las madres controlando a las niñas. Y yo, una urbanita perdida en el tiempo y en el espacio, con mis tacones y mis gafas D&G.
Engullida por el bullicio, miré a mi alrededor buscando a quien preguntar por la dirección de mi hospedaje-ya no me atrevía a pensar en un confortable hotel.-
Me llamó la atención un extraño puesto. No tenía ni mesa ni toldo, en apariencia no se veían mercaderías expuestas. Tan solo tres figuras femeninas acuclilladas en el centro de una vieja alfombra. No hubiera podido decir si se trataba de ancianas o de niñas; cubiertas de los pies a la cabeza, ocultaban su cara en mantos blancos.
-Disculpen, ¿qué venden en este stand?-me pareció de mala educación pedir una dirección sin más. Claro que luego caí en la cuenta de mi snobismo a la hora de hablar. Allí la anacrónica era yo.
-Secretos- me respondieron en una extraña coral.
-Si, claro-pensé.
-¿Y de qué tipo de secretos se trata?-pregunté siguiéndoles la corriente. Estaba desesperada por una buena ducha.
-Los que tú te puedas permitir-me respondieron.
Eran raras de narices; una comenzaba la frase y las otras dos la iban completando en absoluta sincronía. En un segundo me roderaron arrastrándome hacia la alfombra. En cuanto la pisé todo quedó en silencio, se tiñó de un gris azulado y la vida se relantizó como a cámara lenta.
-Quid pro quo- me dijo una de ellas-, pago por adelantado.
-Vale, vale-dije angustiada. La situación era de lo más inquietante y yo empezaba a asustarme.-No tengo nada que contar. Simplemente estoy perdida.
Las tres pequeñas figuras abrieron el círculo que me contenía con expresión satisfecha.
-Ya lo has hecho, y ahora… te contaremos un secreto.-Alzaron sus manos como un oráculo demente.- El amor es infinito, las personas no.
-Ahí le has dado- pensé-. Vamos a ver, todo el mundo sabe que morimos en algún momento, y tal vez por eso nos asusta lo eterno de un sentimiento. ¿Qué clase de secreto es ese?
-De la misma clase que el tuyo, vagas perdida en un mundo que no entiendes…un secreto a voces.

N.A.Palaios es una palabra griega que significa antiguo. De ella viene la raíz etimológica Paleo, que aparece en palabras como paleolítico...
Jejeje, pero qué repelente me ha quedado la Posdata.

RE-P.D.Acabo de descubrir Facebook y es de lo más entretenido...Me paso el rato secuestrando a gente y repartiendo pataditas. Me encanta.

domingo, 8 de febrero de 2009

EL LIBRO ASESINADO


Nunca fui una persona de acción; imaginaba con anticipación perversa las realidades que otras personas vivían. Ni siquiera era capaz de vestir con palabras escritas esos mundos que me invadían, pues siendo de origen humilde, me vi privada de esa herramienta. Me sentía minúscula, insignificante en un mundo que se vivía por escrito.
Hasta que vendí mi alma al diablo por un puñado de letras. Sí, mis queridos creyentes, respirad tranquilos pues aun que jamás vi a vuestro Dios, he de suponer que existiendo un reverso ha de haber un anverso.
La cuestión es que me pareció una ganga aquel trueque; la eternidad encerrada en un alma inútil y amordazada, a cambio de una breve existencia libre de cualquier limitación. Él fue franco y expuso sus cláusulas sin trampas;-Tendrás el don de la palabra, nadie como tú podrá contar las cosas que vivas.-
Y firmé alegremente el contrato considerando un precio justo la inmortalidad a cambio de un barrido a mi mediocridad.
Reverso sonrió.-Nada más peligroso que un deseo cumplido-, me dijo.
Desde ese mismo instante el mundo se abrió ante mí con todas sus posibilidades, y yo parecía ser su portavoz. Alcancé una fama considerable, y mis libros se vendían por millares en todas las lenguas conocidas. Viajé traspasando todas las fronteras imaginables, cargando siempre en mis bolsillos una libreta donde anotaba cuanto veía y experimentaba, y un pequeño diario.
Antes del pacto yo no sabía escribir, y mi cabeza era un hervidero de sueños por cumplir, de anhelos inconclusos. Así que lo primero que hice fue comprar aquel librito de tapas rojas y anotar en él todo aquel enjambre de emociones. Recuerdo que lloré al leer mis primeras palabras, y me contuve, pues tenía la certeza de que hubiera sido capaz de llenar todas aquellas páginas sin problemas de una sola vez. Pero decidí que al contrario que en mis novelas, donde dejaba constancia de mi paso por la vida, en mi diario reflejaría el paso de la vida por mi; los sentimientos.
Qué estupidez la mía. A medida que mis escritos crecían, las hojas de aquel cuadernillo amarilleaban huérfanas de letras. Y yo me sentía cada vez más vacía. A todo el mundo parecía emocionar cuanto yo publicaba, menos a mí. Eran relatos muertos, estériles. Me supe una simple cronista de una vida que no conseguía saborear.
Mil veces me senté frente a sus renglones perfectos, mil veces me tembló la pluma intentando esbozar aun que fuera una simple palabra. Pero me fue imposible. Yo ya no soñaba, vivía sin sentir lo que antes sentía sin poder vivir.
Y así, con el recuerdo diario de aquel cuaderno vacío en mi bolsillo, supe que el único libro que hubiera querido escribir, murió asesinado antes de nacer, a manos de mi ceguera.
Hoy, cuando mi tiempo se cumple, me aferro a las únicas palabras que merecen la pena de cuantas he escrito:
No somos lo que tenemos, ni lo que hacemos; somos lo que sentimos y hacemos sentir. Y eso es lo único que nos llevaremos de este mundo.

N.A. Versión sui generis de El retrato de Dorian Gray (con mis disculpas a Wilde)