jueves, 11 de septiembre de 2008

UN DÍA CUALQUIERA


…Si fuera más guapa, y un poco más lista; si fuera especial, si fuera de revista…

Me pregunto si dejaría de ser quien soy, si mi vida sería otra. Pero miro hacia tras y veo mis errores y mis aciertos, mis renuncias y mis entregas. Y siento que en cada paso me arrastró lo que soy y no lo que ves.
A menudo conjugamos nuestros sueños en condicional, sin comprender que la vida no entiende de tiempos verbales. Simplemente pasa y no hay barniz que maquille los años perdidos.
Si fuera más guapa y un poco más lista hubiera hecho exactamente lo mismo, me escocerían idénticas cicatrices, me despertaría con el mismo brillo en los ojos, sabiendo quién soy y por qué.

Jueves-La Oreja de Van Gogh

Jueves...La escuché de viaje, sin saber muy bien lo que estaba oyendo. Sonreí pensando en cuánta ternura se puede transmitir en apenas unos minutos, los que dura la canción. Pero cuando llegué al final, lloré sin poder controlarme. Y he tardado mucho en poder escucharla sin que se me salten las lágrimas.Pronto es mi cumpleaños, ya caen cuarenta. Se supone que debería deprimirme, sentir más el peso de mis frustraciones, hundirme en la miseria haciendo balance vital o algo así…no sé, trascendental, negativo. Pero miro y remiro hacia atrás y solo consigo ver los pasos que me quedan por delante. Estoy en paz conmigo misma.