lunes, 26 de marzo de 2007

MARIETA, SEMPRE SERÁS LA NOSTRA XIQUETA


Descansa i no patisques iaia, nosaltres et durem sempre al cor

Ayer, después de años de demencia, tuvo unos minutos de lucidez, en los que se despidió uno a uno de nosotros. Por primera vez en mucho tiempo me llamo por mi nombre. Guardaré tu adiós como el mejor de los regalos.

P.D.No van los acentos ni las eñes en firefox. Y no es que me importe dos leches como quede este post, porque no es para nadie de vosotros, ni para mi.
Solo es para ella. Precisamente por eso, hubiera querido que estuviera bien escrito.
MC, perdona que este mes sea egoísta y la rosa sea solamente para ella. Pero no te olvido.

Rescatado de mi blog en ya.com

lunes, 19 de marzo de 2007

UNA DE TRACAS


Está claro que a cada cual le escuece lo suyo. Tan claro como que hay gente que se dedica a provocar por el simple placer de generar discordia. Reconozco, que en según que temas, soy presa fácil.

Estos días, mi ciudad celebra su fiesta grande, las fallas. Para aquellos que no las conozcan os diré que celebramos la onomástica de San José, aun que en realidad, estas fiestas se remontan a la época celtíbera, cuando se recibía a la primavera con ritos de fuego y música. Más tarde, los artesanos carpinteros, acostumbraban a quemar los parots- candiles con los que se alumbraban en invierno- con la llegada de la primavera.
Luego vino el catolicismo con sus cruces, sus santos y su santa inquisición, y customizaron una fiesta esencialmente pagana en una religiosa. Siempre tan alegres ellos.
Lo que empezó con la quema de trastos viejos, hoy en día se ha convertido en la creación de monumentos de cartonpiedra que derrochan ingenio y belleza. Estas obras de arte, se queman la noche de San José en medio de fuegos artificiales, en un espectáculo de luz, color, sonido y aroma.
No gustan a todo el mundo. No tienen porqué, por supuesto. Pero ante todo, sobre gustos y preferencias, son respetables. Y me apena tener que pedir, exigir ese respeto.
Estoy un poco hasta los moños- de fallera- de leer que somos unos anormales por quemar tantísimo dinero, por andar todo el día con tracas y petardos. Cansada de leer gilipolleces de personas que opinan sin entender ni tener ni puñetera idea sobre lo que hablan. Sin ir más lejos, en 20minutos, uno de sus blogers calificaba a la Mascletá de petardos y a los valencianos de descerebrados. Ya me contarás tú, qué leches va a entender este canario que dedica su blog a derrapes onanísticos de un mal gusto explícito.
Me gustaría puntualizar algunas cosas para que queden bien claras. Las comisiones falleras trabajan todo el año para que las fallas puedan celebrarse. Cada fallero, paga una cuota mensual que se cumplimenta con la venta de lotería y otros actos como obras de teatro, karaokes, discomóbiles y mil cosas más; depende del ingenio de la comisión. Este es el dinero que sufraga las fiestas. Muchos valencianos reducen su vida social a la falla. El presupuesto que cualquier persona pueda tener para salir de copas, cenas, etc, lo dedican a su falla. No penséis que por eso se quedan encerrados en su casa. Muy al contrario. Se reúnen en el casal- local fallero- donde acaban formando una colla- pandilla- que se lo pasa pipa durante todo el año. Generalmente, son familias enteras las que comparten tradición y afición. Desde muy pequeños, los valencianos crecen con este sentimiento fallero que se transmite de generación en generación.
En cuanto al costo para la ciudad, ¿qué fiesta local no representa una inversión? En el caso de Valencia, este gasto se recupera con creces por la afluencia de turistas de todo el mundo que invade totalmente nuestras calles. La población se duplica literalmente y se puede oír hablar en casi todos los idiomas que existen. Las fallas, además de nuestra fiesta, son una industria que genera muchísimo dinero.
Sobre los petardos, tracas y demás,-recordar que os habla alguien que tiene fobia a la explosiones- forman parte de la esencia de estas fiestas. ¿Podría entenderse una Semana Santa sin procesiones, unos San Fermines sin toros, o unos Carnavales sin samba? Pues eso. Nosotros somos el pueblo de la pólvora. Hacemos de ella nuestro sonido y nuestro olor.
Sino te gusta, si te molesta; perfecto, no vengas en fallas. Y punto.
Pero por favor, respeta nuestras tradiciones. Sobretodo sino las entiendes, que la ignorancia es un mal crítico.



FELICIDADES PPP
PEPES, PEPAS y PAPAS.

Una curiosidad, ¿Sabéis de dónde viene el diminutivo de José, pepe? Pues veréis, en las inscripciones de las imágenes de san José, la iglesia solía añadir ”Pater Putativo”. Y de ahí a PePe.
Dicho lo cual, hoy es fiesta grande en mi casa. Mi madre y mi hermana se llaman Mª José, y mi padre- que no es un Pepe, sino un Enrique como un sol- sigue con nosotros pese a lo malito que está. Así que hoy, como todos los años, lo celebraremos quemando todos esos malos ratos que la vida nos trae, en una falla muy particular
P.D.
Un regalito, aun que no refleja realmente lo que que son.

Rescatado de mi blog en ya.com

sábado, 10 de marzo de 2007

DE POLITIQUEOS Y OTRAS BASURILLAS


Sabemos pensar, por más que lo duden.

Yo alucino. Ni en sus mejores sueños ETA hubiera imaginado tanta difusión mediática y publicidad gratuita. Y eso sin pegar un tiro al aire, afortunadamente.
Deben de estar más felices que si les hubiera tocado el gordo de navidad. Y mientras tanto, nuestros adorables políticos se dedican a lanzarse cifras de muertos y eslóganes absurdos como misiles Tomahawk, con la esperanza de rascar cuatro votos al contrario.
No, si al final van a tener razón y en el fondo somos un poco gilipollas. Vamos, que ni tenemos memoria histórica, ni sabemos tirar de hemeroteca. No recordamos pactos previos, tratos de favor, ni el acercamiento de presos a sus ciudades.
Tengo que oír a uno de esos mandamases- al menos así se comporta- mercadeando con los sentimientos de las víctimas para acabar tratando de anticristo a su contrario. Escucharle decir que si el gobierno pasa por alto la voz de los ciudadanos, bla,bla,bla.
Y no se si reírme o llorar. Porque yo fui una de las miles de personas- millones en el mundo entero- que se manifestó en contra de la guerra de Irak y ya visteis el caso que me hizo mi gobierno. Ahora las tornas cambian y al parecer la opinión del ciudadano debe de contar más que entonces. Será que los de ahora gritan más.
Sobre el caso en cuestión, la reducción de condena a De Juana, y al margen de mi opinión personal- por mí este individuo se iba a pudrir en zulo dos por dos, sin ver rostro humano por el resto de su vida. Con o sin huelga de hambre (un gasto menos)- el debate debería centrarse en nuestras leyes y no en el gobierno. Porque un sujeto que asesina a veinticinco personas y se jacta de ello, debería cumplir una cadena perpetua, y eso queridos míos, no existe en nuestro país. Desgraciadamente. Muy desgraciadamente.
Para colmo de males, se ha beneficiado de la reducción de condena por estudiar una carrera y escribir un libro-que se leerá su señora madre, digo yo.
Con lo cual, con la ley en la mano, acabada su condena, el sujeto está libre para volver a tocarnos las webs. Cierto es que luego se le enjuicia por apología del terrorismo y le caen diez años-calentón justificado de los jueces. Como también es cierto que luego rectifican-vaya usted a saber porqué- y lo dejan en tres, como si estuviéramos en las rebajas del Corteinglés.
¿Y si hiciéramos las cosas bien desde el principio? ¿Y si nos dejáramos de banderitas y cartelitos políticos, y reformáramos la ley para que ningún hijo de puta pudiera reírse de nosotros con nuestras leyes en su mano?
Señores políticos, déjense ya de batallitas a pie de urna y hagan su trabajo que para eso les pagamos.

Respect , Aretha lo puede decir más alto, pero no más claro.



P.D.Dos post en un día, ni me acuerdo de la última vez que pude hacer algo así.
¿Estais viendo el derbi? De infarto.
Y ahora que no me lee nadie... FORÇA BARÇA




Desde el más profundo respeto.

11MSiempre en nuestro recuerdo. No son personas anónimas, sin rostro ni voz.
Pincha en el lazo -un lazo sin connotaciones políticas-y conóceles.

HISTORIAS DE UNA MANO MUERTA


Antoine era un niño solitario, tranquilo más que huraño. Nacido en plena campiña francesa, acostumbraba a vagar por entre las viñas que rodeaban la abadía, lejos del pueblo donde la gente le rehuía y tenían por loco. Hijo del hornero, creció entre monjes y sacos de grano. Quiso el destino que el día de su bautismo, el capellán encargado de darle las aguas, tuviera peor pulso que de costumbre y resbalándole, dio de cabeza en la pila que debía limpiar su alma. Desde ese mismo día Antoine sufría frecuentes ataques de convulsiones que desmadejaban su pequeño cuerpecito como si de un guiñol se tratara. El abate se apiadó del hornero, o tal vez fue porque no había otro que supiera cocer el pan. Como quiera que fuera el caso fue silenciado y la Santa Inquisición nunca señaló al pequeño como poseso o endiablado.
Era usual verlo pasear solo por la campiña, correteando con su perra Canela. Siempre con sonrisa perenne, la mirada soñadora con ese punto pícaro que solo poseen los verdaderamente inocentes. No tenia amigos, sus propios hermanos le miraban de reojo y evitaban ser vistos en su compañía. En el pueblo, los demás niños le perseguían y se burlaban e él en las contadas ocasiones en que bajaba solo a por cantaros de agua. Debía doler imagino, pero Antoine parecía no ser consciente del rechazo del que era objeto. Algunas veces, él mismo asustaba a las muchachas que andaban por la plaza, o se reía de los insultos, como si cosa de gracia fueran.
Su padre no intentó enseñarle el oficio, en parte por el desinterés de Antoine, en parte por no tenerle cerca. La madre del niño era otra cosa, le protegía cuanto podía, pero con mano férrea que a Antoine se le antojaba abusiva. Y sin embargo la adoraba. Podía pasar las horas muertas mirándola mientras esta cosía. En las tardes de invierno, cuando la nieve le impedía pasear, Antoine se acurrucaba sobre su regazo, mientras esta zurcía los hábitos y le cantaba canciones de princesas perdidas.
Un buen día Antoine conoció a uno de los nuevos monjes, un adolescente recién salido del noviciado. Como toda energía joven, este monje estaba lleno de buenos propósitos e hizo de Antoine su "obra". Se empeñó en enseñarle a leer y escribir. No fue empresa fácil. Días y días de duros castigos, lágrimas desbocadas que no le restaban esfuerzos. Y finalmente aprendió. Lo que en un principio fue el peor de los destinos se convirtió en la llave mágica que abría mundos lejanos a los ojos de Antoine. Casi como un milagro, de pronto aquellos garabatos que el monjecillo le hacia repetir mil veces, tomaron sentido. Su madre no cabía en si de gozo.
-Vaya, su niño podía leer y escribir, ni siquiera su padre sabía hacerlo.-
El hornero miraba con desconfianza a su hijo y sentía una mezcla de sorpresa y orgullo con algún tinte de culpabilidad.
Antoine dedicaba cada día más horas a la lectura y la escritura, unas veces en la biblioteca monacal, para lo que el abate le dio dispensa especial, otras en su habitación. Ya no salía con Canela. Tampoco bajaba a por agua. No insistía en ir con sus hermanos y hasta dejó de acompañar a su madre en las frías tardes. Poco a poco, también dejó de acudir a la abadía. Se encerraba horas enteras en su cuarto, y las horas pasaron a ser días. Antoine enflaquecía, su piel pálida de por sí, traslucía un tinte verdoso y enfermizo. De nada valieron las preguntas de su madre, ni las amenazas de su padre. Por toda respuesta recibían esa mirada profunda como un lago; esos enormes ojos pardos, casi hundidos ya en ojeras.
Pasaron los días, que ya incluían las noches. Podía verse la luz de las velas por el quicio de la puerta. Hasta que una noche, su madre angustiada al límite, decidió enterarse como fuera de lo que pasaba con su niño y entró en su habitación buscando respuestas. Estaba vacía, hecha un revoltijo de manuscritos de puño y letra de Antoine.
Leyó. Y lo que leyó la maravilló. Historias de mundos extraños que derrochaban fantasía y creatividad. Personajes de mil matices, vidas con tonalidades y colores diversos. -¡Su niño era un genio!- Entre lágrimas y sonrisas fue leyendo y leyendo hasta que dio con un pequeño pliego distinto al resto. La letra era burda e imprecisa. Tanto que al principio pensó que no era de Antoine. Pronto entendería cuan equivocada estaba.
-No puedo más, no lo soporto,-comenzaba el escrito.- Me domina, no me deja vivir. Ella me esclaviza, me obliga a escribir sus historias y no me deja vivir la mía.
La mujer miraba horrorizada las hojas presintiendo la angustia de su hijo sin acabar de comprender nada.
-Mi mano, esta mano que ahora descansa agotada, es dueña de mi vida. Hasta para escribir esto tengo que hacerlo con la zurda. No puedo más, tengo que deshacerme de ella o se adueñará por completo de mi existencia. Debo matarla- El pliego acababa así.
La mujer salió desesperada en busca de su esposo. El buen hombre, apenas alcanzaba a entenderla pero juntos recorrieron la casa buscando al pequeño.
Le encontraron en la leñera, desangrado. Antoine se había cortado la mano.
-A él lo enterraron en camposanto. A mi, me tiraron al estercolero. Y aquí estoy, sola, sin dueño, sin nadie que escriba mis sueños.-




Des'ree. Esta canción tiene la virtud de cambiarme el humor.

P.D.Este cuento lo escribí hace mil años. No sabía dónde lo había metido y hoy me tropecé con él (como con la canción). Eso me pasa con las cosas que guardo muy bien para no perderlas. Claro, luego no hay dios que las encuentre.

Rescatado de mi blog en ya.com

miércoles, 7 de marzo de 2007

8 DE MARZO, UN DÍA MÁS


Soy mujer. La naturaleza lo decidió así y yo no me opuse. Así que vine al mundo con un XX en mi código de barras y unos atributos ocultos que en pocos años me identificarían con mi género.
Por lo demás soy igual que un hombre; básicamente un ser humano
.

¿Somos diferentes hombres y mujeres? Por supuesto, y son precisamente esas diferencias las que provocan una atracción mutua.
Me fascina la manera innata que tenéis vosotros para simplificar las cosas- más de una vez os catalogo de simplistas. Desvestís los problemas de sus detalles dejando en cueros a los hechos básicos. Por el contrario, yo intento siempre contemplar todos los aspectos y eso hace que me pierda con frecuencia por las ramas- resumiendo en una palabra; para vosotros somos complicadas.
Y sin embargo, nosotras solemos ser más prácticas. Paradójico.
Hasta en nuestros defectos somos complementarios, no antagonistas.
Tal vez por eso me molesta que deba existir el Día de la Mujer, más que nada por su connotación; la existencia de diferencias peyorativas que aún se viven en muchos lugares de este puñetero mundo respecto a nosotras.
¿Tan difícil es entender que siendo diferentes, somos equivalentes?
Soy mujer, me siento cómoda en mi piel y orgullosa de serlo. Pero sobre todo soy persona
Así que, feliz día a todo el mundo.


Sisters Are Doin' It for Themselves de Annie Lennox y Aretha Franklin



P.D.Y ahora caigo en que hoy es día siete y no ocho. Juro por Jesusitoenlacrus que mi despiste no tiene nada que ver con el XX. Símplemente es defecto de fábrica.
Lo que me recuerda- ya me ando por mis ramas- que mañana es el cumple de alguien muy especial para mi; Nubemana. Espero que tú seas menos roñicas que Sefa.

Por cierto, que ni tengo soplo, ni lesión de rotuliano, ni perrito que me ladre...Pa'bernos matao.

Rescatado de mi blog en ya.com

sábado, 3 de marzo de 2007

EN MI IDIOMA


Soy médico. Puedo curar el dolor que las enfermedades causan. Pero ¿cómo aliviar el que la vida provoca?

Es difícil, os juro que la mayoría de las veces es muy complicado entender las cosas de manera que encajen. Atender a una paciente que ha sufrido malos tratos durante cuarenta años, y en la siguiente consulta tener a un maltratador en proceso de rehabilitación pidiéndome ayuda. Lo fácil sería pensar que es un hijo de puta más, que no merece ni el aire que respira. Pero no es tan sencillo. Yo se de su infancia abusada, vejada, oprimida. Conozco a ese padre violento y dictador que le hizo ser lo que es. Y me planteo, que sino me desprendo de generalizaciones, acabaré quitándome mi bata blanca y vistiéndome con la piel de su padre, para seguir negándole el derecho a encontrarse a sí mismo y convertirse en persona.
Todos tendemos al juicio corto, a agrupar por categorías, y eso nos lleva a no pocos errores. Yo intento ver y no solamente mirar, a quienes tengo delante para no caer en prejuicios. Esperar pacientemente a que las máscaras que nos definen vayan cayendo a medida que se toma confianza.
Pero aun así, me cuesta un mundo descubrir tanta miseria y tristeza.
Casi cada día me voy a casa con la idea fija de que cada cual es desgraciado a su manera, y lo feliz que las desgracias ajenas le permiten.
¿No sería mucho más sencillo todo, si nadie descargara su pena sobre otros? Saber pedir y recibir ayuda sin forzar un alivio a costa de saturar a nuestro entorno. Sin liberar toda esa angustia de modo destructivo.
Tal vez lo que pasa es que cada persona hablamos nuestro propio idioma. Entender, hacernos entender es a menudo un imposible.



A otra cosa mariposaContinúo con mis fobias a las tracas y petardos. Por algún extraño misterio, las fallas comienzan antes cada año y hoy, 3 de Mazo, mi ciudad parece un campo de batalla. Me siento ridícula por culpa de este miedo absurdo, pero ¿qué le voy a hacer?, soy absurda y ridícula. Habrá que asumirlo.
Y aprovecho para recordaros que el lunes día cinco, es el cumple de Jordi (Sefarad). Habrá cava y lionesas en su blog (las pagas tú Sefa, que lo sepas).

FELIZ CUMPLEAÑOS

Rescatado de mi blog en ya.com