lunes, 16 de agosto de 2010

PAISAJE


Expongo mi cuerpo a los rayos anémicos de un sol helado. Mi piel blanquea absorbiendo su frío, desprendiendo la tibieza de un canela pretérito.
Bocas mudas engullen sonidos pasados, hinchando pulmones de gritos callados.
Áridas olas resecan mi piel transmutada en papiro, humedad que huyó de mis ojos desiertos.
Paisaje de estío y hastío.
Yo no quiero esta playa de angustia ajena; reclamo mi arena, la cálida toalla, el bullicio pegajoso de un mar peleón, la sombrilla tumbada, el bocata, servilletas de papel, y la fiambrera también. Quiero mi cielo sin nubes, o con mis tormentas aguadas, la brisa salitre, el agua mojada.
Y leer, leer de mi libro pensamientos no escritos.
Basta ya.

***

No quieren entender. Más bien creo que se trata de una incapacidad, más que de una voluntad negada.
Y no me vanaglorio, no tuve opción a huir, a correr hacia delante, donde quiera que esté ese lugar. Simplemente me vi obligada a mantener los ojos abiertos, y decidí no maquillar la realidad para que fuere menos doliente. La miré de frente, desarbolada de matices romos.
Con el tiempo, entendí que somos humanos, que llegamos a este mundo sin manual de instrucciones y con defecto de fábrica. Y aceptar esa falibilidad, me ayudó a no sentirme culpable por los errores ajenos y a poder perdonarlos. Las cadenas de una penitencia que no me correspondía, volaron por los aires generando un espacio de aire limpio, respirable. Mi espacio.
No necesité disfrazar mis afectos de obligación, ni condené mi derecho a la vida como una traición. Tampoco tuve entonces un culpable identificado de toda mi angustia; yo era y soy la última responsable de mis decisiones, y cada cual que cargue con sus mochilas.
No lo ven, no pueden entender que no se puede sufrir de antemano, antes, durante y después; que a estas alturas de la historia, cada historia es un capítulo distinto, y que el recurso explicativo dejó de ser exonerante hace mil.
Tal vez ese peso les compense el alivio de no alzar la mirada. Pero cuando la carga les resulta insoportable, convierten mi espacio en un muro en blanco sobre el que proyectar su propia imagen. Así su soledad es más llevadera.
Si tan solo pudieran entender.

5 comentarios:

Sefarad me dijo:

Dejo mi comentario aunque leyéndote en estas dos últimas entradas, se queda congelado. Es como si no quisiera leerte así, no me gusta porque mi imaginación me lleva a un mundo que no deseo para ti.

Me gusta leerte feliz como no hace tanto. Trataré de bromear aunque pueda que meta la pata por no ser el momento, conste que lo hago de buena fe.

¿Qué cosas me lees niña? ¿Te has metido en una secta o qué? ;)

Ya sabes a qué me refiero, lástima que tanta inteligencia sea utilizada para hacer daño.

Petonets (y respira)

Sefarad me dijo:

Para no perder la costumbre, se me olvidaba poner música a ese paisaje, alguna canción de la gran Piaf.

Andaya me dijo:

La estupidez no es el peor de los defectos, pero sí el más irritante.
Así que antes de perder los estribos, prefiero un discreto au revoir. Vous savez ce que je veux dire.
En cuanto a los post; ya sabes que me gusta romperme por las esquinas de vez en cuando. Pero con tu permiso, prefiero algo de Abbey Lincoln. Gran pérdida.
Bss

Sefarad me dijo:

Bueno, ignoro si esa persona es así o se lo hace, por aquí hay mucho disfraz y algunos tienden a pensar que cuanto más violento, más respeto se le tiene, cuando lo que se le tiene en todo caso es miedo y el miedo produce temor, así que es mejor darle la razón a esa persona (pensaran algunos) porque así quedo como un rey y no se mete conmigo. No sé si me explico :P

Les iba a llamar otra cosa pero no, no vale la pena.

No he entrado porque para qué, te leí, leí el principio de una de las respuestas para ti y la verdad, me dieron ganas de llamarles ignorantes a todos. Las imágenes que hay en Google, todas, tienen copyright, tus letras tienen derecho de autor, y una cosa es 'robar' y otra cosa 'compartir'.

Lo fácil es pensar mal, lo difícil, pensar que uno actúa de buena fe.

Y como tu eres de las 'complicadas' eres buena persona :D

let_i me dijo:

Mauricio Carrera dice: He cometido errores, pues la vida no admite pruebas ni borradores; nada más cierto. Me encantó la expresión "defecto de fábrica" como analogía.

Excelente entrada. Saludos