martes, 4 de noviembre de 2008

COSITAS VUESTRAS

No os podéis imaginar lo que en ocasiones me cuesta mantener la compostura en la consulta. Y es que a veces los pacientes tenéis unas cosas…
Esta tarde, en la primera visita, Berta llama a la puerta y entra con cara de jota.
-Perdona Charo, pero es que tengo a una señora al teléfono preguntando por el médico que cose orejas.
Dos segundos de silencio y me oigo diciendo;
-Ah, pues dile que nosotros no nos ocupamos de las orejas, solo cosemos los…- Stop, parada a tiempo. Tener a una paciente delante me ha hecho darme cuenta de que la comparación taurina no era demasiado apropiada.
Respondo a la llamada, ya que Berta me ha leído el pensamiento y es incapaz de hablar.
-Vamos a ver, ¿pero se ha herido?- yo ya me veo a la señora con la oreja en el bolso.
-No, no, solo quiero que me cosan las orejas-en plural-pero no se qué médico hace eso.
-¿Se refiere a una otoplastia?- Ahora la imagino como a Dumbo aterrizando en la sala de espera.
-Que no, que no. Si solo quiero que me cosan las orejas, ¿sabe usted?- A esas alturas, yo ya estoy buscando la cámara oculta.
Entonces se me enciende la luz.
-A ver, tal vez se refiere a un desgarro en el lóbulo ¿le han arrancado el pendiente?-Lanzo china al aire.
-Eeeeeso es- Por fin, me voy aclarando.
-Pues eso tiene mal arreglo,-le digo- ¿Cuántas horas hace más o menos?- Valoro si la debo suturar o mandar a urgencias.
-Ah, pues hace nueve años.
Ahí me ha matado. Finalmente la derivo a cirugía plástica y le explico que se trata de una reconstrucción que debe realizar un estético.
Me quedo con el teléfono en la mano y le digo a Berta que me recuerde mañana publicar una oferta de trabajo en el colegio de médicos, solicitando “médico que cose orejas”.
El resto, ya lo suturo yo.

P.D.Para acabar el día, una suruta en cuero cabelludo de diez puntos. La mayoría de mis compañeros prefieren las grapas, pero aun que es una zona de baja sensibilidad, yo prefiero rasurar un poco, infiltrar anestésico y suturar. He conseguido tranquilizar tanto al pobre chico, que se me ha dormido. Literalmente. A poco que me ronca en la camilla.

10 comentarios:

Pedro (Glup). me dijo:

Eso es que tienes unas manos de ángel.

Sefarad me dijo:

Jajajaja, dime y de qué le hablabas, a ver si te pusiste filosofíca, ya sabes qué ocurre. En cuanto a la señora de la 'oreja', pues nada, puede que perdiera la memoria durante ese tiempo, se despertara, y recordara qué había algo en ella que no estaba bien.

Si es que........... estos médicos, jajajajaja :P

Emyn me dijo:

holas!
me di cuenta que sigues mi blog.
debo decirte que le cambie la direccion por unos problemas que tuve. pero aqui te posteo para que sepas cual es la nueva dirección y obvio para que sigas comentando como tmbien lo haré yo. Besos. y gracias por seguir mi blog

Kaizen me dijo:

Jajaajajaaa.... diossss, es tremendo!

9 años la señora con las orejas descosidas, pobresilla... Recomiéndale también un médico de esos que cosen neuronas. Puede que le ayude en algo.

En cuanto a lo otro... yo casi me duermo cuando me hacían una Resonancia... zzzz.


PD Enhorabuena por tus taitantos tan bien llevados.

Isabel Romana me dijo:

¡Y yo que pensaba que quería que le cosieras las orejas para no oir tonterías...! Demasiado sutil ¿no? Lo bueno de tu consulta es que no hay modo de que te aburras. Besitos.

charro me dijo:

hola. hoy he entrado por primera vez en tu blog y me lo he pasado genial.

me has hecho mucho bien esta tarde.

gracias.

La sonrisa de Hiperión me dijo:

"No os podéis imaginar lo que en ocasiones me cuesta mantener la compostura en la consulta."

Que esperas si este mundo loco vive a base de aalgésicos para que nos duela la cabeza, y otras cosas...
Saludos!

Susy me dijo:

Mantener la compostura en lo profesional, estoy muy de acuerdo contigo, es muy difícil.
Por que, se mire como se mire, y aunque lo que oigamos o nos digan sean barbaridades, la tarea del especialista, a mi ver, empieza allá donde sea posible enconrar las equivalencias entre el que las emite y quién las recibe para traducirlas en algo de común entendimiento que resuelva el fin para el que acuden.
Felicidades y un abrazo.

Andaya me dijo:

Pedro: Pues no te creas, que suturo de maravilla. Reconozco que me gustan más las agujas cuando las manejo yo (jeje).
Sefa: Pues le contaba un cuento de esos de Erase una vez.... Y se durmió.
Emyn: En seguida la cambio. Gracias por avisar.
Kaizen: jajajaj pues mira, esa especialidad triunfaría. Tomo nota.
Isabel Romana: Si supiera que eso es efectivo, ya mismo me las repuntaba yo misma.
Bsss
Charro: Te dejé tropemil comentarios en tu blog. Arríba esos ánimos ¿si?
Sonrisas de Hipericón: Ya,pero yo no pierdo la fe... algún día...
Susy: y la del generalista, traducir la angustia del paciente a una patología tratable. Pero qué difícil es a veces separar la paja del grano.
Besoss

Sugar Sixx me dijo:

Hola, es la primera vez que entro a tu blog. La verdad es que es muy interesante... tal vez un poco atrasado, pero... ¿¡9 años con las orejas así!?

Saludos.