sábado, 4 de octubre de 2008

TIEMPO AL TIEMPO

El tiempo me lo dijo

A veces tengo el convencimiento de que soy Pandora. Un día abrí la caja de los vientos y desde entonces los elementos estallan en mi cara como un limón agrio en la boca.

Así que cogí mi mochila de la huída, y metí apenas dos recuerdos y un donut para el camino. Anduve sin meta, con rumbo fijo, sin mediar palabra con mi conciencia.
En la orilla del sendero, me encontré a una viejita, sentada en el suelo, cubierta de polvo, y con un cartel en su regazo que decía; Venta de Tiempo.
La miré perpleja, y ella me sonrió desdentada.
-Lo tengo barato, el mejor de la comarca, maduro y en su punto.-Me miró de arriba a bajo.-A ti te va haciendo falta por lo que veo.
-Disculpe pero ya tengo reloj,-le contesté alzando mi muñeca.- Pero la mujer se rió a carcajadas mientras se levantaba y me empujaba hacia el huerto.
-Estos de ciudad, tan listos y tan ciegos.
Me llevó hasta un árbol bien extraño. De sus ramas colgaban relojes de todo tipo; de pulsera, de pared, de arena, de agua, clepsidras, digitales, de cuco, carillones… Algunos eran apenas un esbozo de manecillas; otros sin embargo comenzaban a desdibujar sus formas hacia abajo, como si la gravedad tirara de ellos más de la cuenta. La mezcla de Tic-Tacs asemejaba el zumbido de cien abejas sincronizadas.
Supongo que mi expresión estúpida no era nueva para la anciana, porque esperó con paciencia a que yo reaccionara.
-¿De verdad funciona?, quiero decir, que si me llevo un poco de tiempo ¿podré emplearlo para lo que quiera?
La mujer puso los ojos en blanco en un gesto de desespero.
-No, no, no. Hay un tiempo para cada cosa, tienes que elegir,-me contestó.
Miré perpleja aquellas ramas cargadas. Tenía tantas cosas por hacer… Cuántas veces había retrasado un sueño porque las circunstancias del momento absorbían mi vida. Había perdido la cuenta.
-Me gustaría llevarme tiempo para tener un hijo-, no tuve que pensarlo demasiado.
La vieja se acercó a un reloj encogido y algo descolgado. Lo sostuvo con mimo sin arrancarlo de su rama.
-No pequeña, no está maduro, aun que no tardará en estropearse. Tendrás que estar atenta si quieres cosecharlo.
La tristeza de un segundo resbaló por mi cara péndula, como mi pobre reloj biológico.
-Entiendo, tengo un tiempo para todo, pero cada tiempo tiene su momento. Y yo he de saber cuándo.
La mujer me miró sonriente, como si de pronto se hubiera quitado las gafas de sol y descubriera que era de día.
Abandoné mi resignación bajo una raíz nervuda y saqué de mi mochila el recuerdo arrugado de una infancia. Con él, envolví con cuidado el pequeño reloj marchito. Quería estar segura de reconocerlo cuando fuera el momento.
-¿Me podría llevar esos cinco canijos?-Un ramillete de relojitos colgaban de una rama como un racimo de uvas.-No importa para lo que sean, solo quiero perderlos.
La mujer se rió a carcajadas y me sirvió un generoso ramillete de tiempo.
-Para eso están, sólo para eso,-me respondió con un guiño.
P.D.Bueno, después del desaloje forzoso de ya.com, y el intento frustrado en myspace-sin ánimo de ofender, no lo soporto-, aterrizo en blogger. Hoy vuelven a funcionar los blogs ya.com, pero...psss qué queréis que os diga, más de un mes sin una sola explicación es suficiente para hacer las maletas. Al menos yo.
No es que tenga mucho tiempo para escribir,-ni para nada-, pero al menos, quiero saber que puedo hacerlo.
En fin, bienvenidos a mi huerto

9 comentarios:

Sefarad me dijo:

Bueno, tiempo al tiempo dicen, pero no creo que nadie lo desperdicie, tan solo que cada uno hace lo que quiere con él. Si tu no estás satisfecho en cómo lo empleaste a lo largo de tu vida, mal vamos. No hay nadie perfecto, ni tiempo perfecto, sólo momentos lúcidos, oscuros y claroscuros.

Y por cierto, quise dejar un comentario en tu blog de ya.com y ............ nada, no me deja. Ahora te integro en mi lista de páginas, cada vez que escribas, se verá, aunque eso sí, también sigues entre mis páginas fijas. Y también te agrego a mi lector de RSS, por fin puedo hacerlo :)

Sefarad me dijo:

Perdona, repetí 'tiempo al tiempo' cuando ni me fijé en el título de tu entrada :(

Andaya me dijo:

Jejeje... ¿porqué crees que lo titulé así?
Gracias por los links.

Wolffo me dijo:

Wenas, Andie,
bienvenida a Blogger, pues. En fin, a mí me pasa lo mismo con MySpace, es una cosa que no me cae ni medio bien. Esyoy allí porque los músicos, no me preguntes porqué, lo adoran (cuando solo te dejan poner 6 cancioncitas de ná...)
Bueno, este comentario es una rareza, solo para que sepas que tomo nota de tu dirección, pero, como verás en Las Peroratas, he deshabilitado la opción de comentar y yo mismo he dejado de hacerlo (tampoco me preguntes porqué).
Leo a unos pocos escogidos y ya sabes: tú eres una de mis lecturas predilectas.
Besos desgarradores.

itsasbeltza me dijo:

¿Entonces te quedas definitivamente en esta casa..?

Otra cosa.. ¿vas a exportar tus posts acá... o eso no va a ser posible...? Es que (a pesar de que esta confesión reste puntos) voy con algo de retraso y en este 2008 te tenía algo perdida...

tame me dijo:

te he descubierto por casualidad....como todo en mi vida...me encanta la forma de expresar tus sentimientos...la verguenza, la pena,la lastima,la magia de un libro...pero este ultimo cuento me ha dejado pensando...para que quiero yo un racimito??? jijiji...
post:podrias hablarnos del principito...?

Andaya me dijo:

Lo intentaré, en realidad le conozco, o por lo menos a alguien muy muy parecido a él.
Curioso nick, cuidado donde te ponen el acento-t´amé-, jajaja disculpa, no pude evitar la broma.
Bienvenid@ a mi casa.

Andaya me dijo:

itsasbeltza ; me temo que no se importar desde ya.com.
Así que ahí se quedan. De todos modos,ha sido un año de poco escribir y mucho vivir. Me alegro de tenerte de nuevo cerca.
Bsss

Armando me dijo:

Tiene un trabajo fotografico de excelente factura. Estariamos interesados en poner una de sus fotografías en una de la portada de nuestros libros. El mismo se titula Síndrome Borges, del escritor guatemalteco Manlio Soto. Es una modesta edición de 500 ejemplares en Guatemala. En espera de su respuesta lo antes posible.

armando rivera
letranegra2k@gmail.com