viernes, 13 de julio de 2007

ESPÍRITU VERANIEGO


Los enfermos son mi prioridad. Lamentablemente no todos los pacientes son enfermos.

He comentado en alguna ocasión, que uno de mis trabajos es para una mutua. Mi labor es el control de las contingencias comunes. Un tostón, para qué negarlo. Pero además también me encargo de la asistencia de accidentes laborales, lo que llamamos AT. La asistencial de AT me gusta, medicina a pie de paciente, sin saber en ningún momento lo que va a entrar por la puerta. El control de contingencias… pues no. Pero afortunadamente me compensan mis otras dos consultas de general.
Durante este tiempo que llevo trabajando allí, he hecho un descubrimiento sorprendente; la existencia de Periodos Espirituales a lo largo del año. Si, si, como os lo cuento. Está el Espíritu Navideño, el Pascuero, el Fallero y cómo no, el Veraniego.
Son periodos de tiempo prevacacionales en los que estadísticamente se constata un aumento masivo de la asistencia por AT.
Un setenta y cinco por ciento de estas asistencias, corresponden a pacientes de verdad. Me refiero a trabajadores que realmente se han lesionado. La mayoría de las veces sucede porque van a marchas forzadas intentando acabar trabajos y dejar todos los cabos atados para irse de vacaciones tranquilos. El sobreesfuerzo físico se paga a precio de lumbalgias, dorsalgias y desgarros fibrilares. Buena parte también se producen porque el trabajador tiene la mente en sus vacaciones- quién no- y baja su nivel de atención. Suelen venir con heridas, caídas de altura, esguinces y fracturas.
El otro veinticinco por ciento se dividen en los Posyaque y los simuladores sinvergüenzas.
Los Posyaque-Pos ya que estoy aquí- no tienen ánimo de baja médica, pero ya que están en la clínica acompañando a otro accidentado, te piden que les mires ese dolorcito que vive con él, cual pareja de hecho, desde hace unos meses.
Tocan las narices, lo reconozco. Sobre todo porque tienes la sala a parir y en la agenda no caben más pacientes ni aun que los reduzcas como gíbaros. Pero es una asistencia justificada. Existe patología y el único error del pobre señor/señora, es no haber acudido antes, cuando comenzaron las molestias.
Los otros, los Simuladores, son harina de otro costal. Te vienen con el diagnóstico emitido y el mecanismo lesional más que claro-yo creo que es una contractura de la musculatura paravertebral por un sobreesfuerzo en mi trabajo…-Se saben los síntomas y la exploración mejor que yo. Es muy difícil desenmascararlos y a veces, no te queda otra que extender una baja a sabiendas de que el jeta no tiene nada, si a caso webalgia. De estos últimos, unos pocos-afortunadamente- son además unos gallitos potencialmente violentos.
Hoy tuve varios Espíritus Veraniegos. Un pobre señor que se lesionó con una radial esta semana, seccionandose los extensores de la mano. Mañana debía viajar a su país con su familia. Lo esperaban desde hace cinco años. Un descuido y sus sueños rotos. La agencia de viajes pretende penalizar la cancelación de sus vuelos con trescientos euros por pasaje. Lamentable. Varias lumbalgias por sobrecarga, un corte con pérdida de sustancia en un dedo…
Pero sin duda, la estrella ha sido un impresentable que llevaba buscando la baja desde ayer. No voy a entrar en detalles, no me parece ético. Sólo decir que la semana pasada estuvo de baja por una contusión simple alargándola lo indecible, que esta semana lo intentó en la seguridad social por un constipado-no tragaron, que somos médicos, no tontos- y esa misma tarde acudió a mi consulta con una milonga infumable.
Esta mañana probó suerte con mi compañero-quien además se enteró de que el elemento en cuestión, tenía una boda esta misma tarde- y finalmente regresó a mi consulta con amenazas de denuncia, descalificativos a mi trabajo y un trato de lo más barriobajero.
Yo soy mujer, pequeña, de actitud nerviosa- rozando la histeria ante estas situaciones tan desagradables- toda temblores y actitud conciliadora. Y eso despista, porque ante todo soy Médico y confío plenamente en mi criterio. Así que no caigo en la falacia de la medicina defensiva. No practico pruebas innecesarias, ni doy un tratamiento que el paciente no necesita- así me juren con los brazos en cruz, que les duele de la muerte. No me curo en salud ante el sistemático cuestionamiento de mis actos médicos por parte de estos estafadores de pacotilla. No doy bajas de complacencia.
Me niego a convertirme en una mala médico por coacción, por esquivar problemas, por no asumir responsabilidades.
Así que en los tribunales nos veremos.



P.D.Y más chula que un ocho, ante su amenaza reiterada de denunciarme, he cogido una cuartilla, he estampado mi sello y le he dicho;
"Si me vas a denunciar, toma mis datos. Para facilitarte las cosas."

Rescatado de mi blog en ya.com

1 comentarios:

DeYaPuntoCom me dijo:

Dime:
sufro de un desgarro fibrilar en la pared derecha baja del abdominal quiero kurarme y no se komo por favor una alluda grax
jonatan Viernes, 23 Noviembre 2007 03:18 (Correo)

Dime:
Woouuwww, interesante post, interesante lectura…

Doctor,
Crítico de Blogs
Doctor Jueves, 19 Julio 2007 15:18 (Correo) (Web)

Dime:
Ná... ni preocuparse por ese engendro de persona... no creo que tenga intención de denunciar, sólo quería molestar y patalear porque no le han dado su baja fingida... no le deseo el mal a nadie (y menos que no conozca), pero si este tipo se parte una pata y tiene que ir a consulta, procura que le duela la exploración! xDDD


Bezos dortora!*
TEE Jueves, 19 Julio 2007 13:42 (Correo) (Web)

Dime:
Es un alivio comprobar que aún existen médicos que no conceden bajas alegremente. En una empresa pequeña como la que me da empleo, las bajas no se cubren con lo cual los demás tenemos que asumir una carga de trabajo adicional. Eso sería asumible y sólo imputable a la dirección de la empresa, si no fuera porque algunos de esos "enfermos", a pesar de esa supuesta incapacidad, siguen acudiendo a su trabajo (en el horario que les da la real gana), por no perder unos emolumentos extra que dependen de la asistencia al trabajo. Y no, no trabajan, simplemente hacen acto de presencia y disimulan, con lo cual tú sigues teniendo que hacer su parte de curro aparte de la tuya. Un asco.
Ojalá hubiera más médicos como tú.
Kundry Domingo, 15 Julio 2007 12:17

Dime:
Yo he conocido muchas caras de la moneda.
Hay mucha gente jeta (recuerdo una en cuestión que el jueves se cayó en el autobús porque éste tuvo un accidente, el viernes estuvo trabajando tan feliz y el sábado, cuando se enteró de que la empresa daba cuantiosas indemnizaciones, cogió la baja porque no podía aguantar el dolor) y también, médicos de mutuas muy burros (como el que atendió a un amigo que tras quemarse la mitad del cuerpo no podía levantar el brazo y el susodicho, creyendo que mentía y con la intención de quitárselo de encima cuanto antes, le metió tal tirón en el brazo que tuvo que estar tres días sin moverlo).
Supongo que hay que estar alerta tanto con los jetas tipo uno (pacientes con ganas de no trabajar) y los jetas tipo dos (me quito cuanto antes este gasto y ayudo a la mutua).
De todas formas, lo que cuentas tú está a la orden del día. La gente tiene suficiente información para fingir a base de bien.
Qué se le va a hacer...

Besos

pd: no te sientas cuestionada en cuanto a la experiencia que he contado del médico de la mutua, me pareces médico tipo A, aquel que intenta hacer bien su trabajo cueste lo que cueste.

Besets chiqueta fallera
Oscura Sábado, 14 Julio 2007 22:56 (Web)

Dime:
Espero que sólo se quede en una amenaza, él sabiendo que lo tiene todo perdido no tiene otra solución que insultar. Mejor lo olvidas porque te llegarán más, ellos son así de................. 'agradecidos'.
Sefarad Sábado, 14 Julio 2007 19:00 (Web)

Dime:
Lo mejor... la posdata. Así me gusta a mí, con "chulería" (Bien entendida)

En cuanto a las bajas, qué decir... Todos conocemos gente con mucha cara, gente que le dice al médico como tiene que actuar, lo que le tienen que recetar, etc..

Y los mejores, como dice Pepa, la depresión, fenómeno estrella del presente siglo... o los dolores de espalda, situaciones difícilmente cuestionables para los de tu profesión...

Lo malo es, los que realmente la padecen. Ya en los trabajos, los compañeros miramos a dichos enfermos con ciertas "dudas". Una pena que la sociedad actual se base en mentiras para no trabajar.

Nunca he estado de baja, por suerte...

Me gustan los artículos en los que nos relatas las anécdotas de tu quehacer diario. Que yo sepa, los médicos y los profesores, están consideradas como ocupaciones de alto riesgo.

Conocí a una médico que también trabaja para una mutua. Y le ocurría lo mismo que a tí... por si te sirve de algo, borricos hay en todos los sitios.

Cuídate
hombresymujeres Sábado, 14 Julio 2007 12:44 (Web)

Dime:
Realmente eres una buena profesional.. y sin ser médico se de que va... tengo una compañera de trabajo que estuvo mas de un año de baja por lumbalgia.. cuando la llamaron a inspeccion, no coló.. el inspector le dijo que la veia bien y ella alego que.. "es que hoy hace buen dia, y me encuentro mejor"... asi que.. le dio el alta... Otra vez por una operacion de guante, estuvo tambien unos seis meses; ahora lleva siete meses de baja por "depresion" ya que.. oyo decir que la depresion no es cuestionable....asi que.. realmente hay gente que le cabe todo.. y se tambien que hay gente realmente necesitada de opinion médica y no va..
Mira, mi madre como creo te dije, fallecio a los 93 años de una trombosis... no la hacias ir al medico ni a tiros, y tomarse una medicina?? ufffff una guerra!! una vez se hizo un gran corte en la mano, necesitaba suturar y la antitetanica...me dijo..ve tu y cuentale lo que me ha pasado aver que te da.. asi que.. ten paciencia porque te encontraras con especimenes realmente desalmados... y seguro que no te lleva al juzgado!!.. Sigue como eres... vales mucho
Pepa Viernes, 13 Julio 2007 23:05 (Correo) (Web)