sábado, 3 de marzo de 2007

EN MI IDIOMA


Soy médico. Puedo curar el dolor que las enfermedades causan. Pero ¿cómo aliviar el que la vida provoca?

Es difícil, os juro que la mayoría de las veces es muy complicado entender las cosas de manera que encajen. Atender a una paciente que ha sufrido malos tratos durante cuarenta años, y en la siguiente consulta tener a un maltratador en proceso de rehabilitación pidiéndome ayuda. Lo fácil sería pensar que es un hijo de puta más, que no merece ni el aire que respira. Pero no es tan sencillo. Yo se de su infancia abusada, vejada, oprimida. Conozco a ese padre violento y dictador que le hizo ser lo que es. Y me planteo, que sino me desprendo de generalizaciones, acabaré quitándome mi bata blanca y vistiéndome con la piel de su padre, para seguir negándole el derecho a encontrarse a sí mismo y convertirse en persona.
Todos tendemos al juicio corto, a agrupar por categorías, y eso nos lleva a no pocos errores. Yo intento ver y no solamente mirar, a quienes tengo delante para no caer en prejuicios. Esperar pacientemente a que las máscaras que nos definen vayan cayendo a medida que se toma confianza.
Pero aun así, me cuesta un mundo descubrir tanta miseria y tristeza.
Casi cada día me voy a casa con la idea fija de que cada cual es desgraciado a su manera, y lo feliz que las desgracias ajenas le permiten.
¿No sería mucho más sencillo todo, si nadie descargara su pena sobre otros? Saber pedir y recibir ayuda sin forzar un alivio a costa de saturar a nuestro entorno. Sin liberar toda esa angustia de modo destructivo.
Tal vez lo que pasa es que cada persona hablamos nuestro propio idioma. Entender, hacernos entender es a menudo un imposible.



A otra cosa mariposaContinúo con mis fobias a las tracas y petardos. Por algún extraño misterio, las fallas comienzan antes cada año y hoy, 3 de Mazo, mi ciudad parece un campo de batalla. Me siento ridícula por culpa de este miedo absurdo, pero ¿qué le voy a hacer?, soy absurda y ridícula. Habrá que asumirlo.
Y aprovecho para recordaros que el lunes día cinco, es el cumple de Jordi (Sefarad). Habrá cava y lionesas en su blog (las pagas tú Sefa, que lo sepas).

FELIZ CUMPLEAÑOS

Rescatado de mi blog en ya.com

1 comentarios:

DeYaPuntoCom me dijo:

Dime:
Entiendo perfectamente cómo te sientes, pués yo misma he vivido esa situación en algunas ocasiones, en noviembre escribí un post sobre una mujer maltratada que llegó a la consulta y fué muy duro.
Es dificil...a veces demasiado dificil. saludos.
naranjacool Lunes, 5 Marzo 2007 15:20 (Web)

Dime:
Dificil tesitura la tuya.
Supongo que al vestir la bata blanca no se sufre la trasnformación que se permita permanecer neutral ante según que casos.
Es natural sentir rechazo a ciertas personas o situaciones, solo por sentido común, solo por decencia. No es que les juzgues, es que no puedes dejar de ser persona para ser solo médico.
En este caso como en tantos en la vida, la procesión que va por dentro, es la peor de las procesiones.
Un abrazo.

A mi también me asustan los petardos, resignación :-))

MDM Lunes, 5 Marzo 2007 11:09 (Correo) (Web)

Dime:
comprendo esa incertidumbre al final del dia, ese no saber que pasara ahora que llegue a su casa, seguira todo segun se habia acordado...
No somos dioses ni nada por el estilo (ni kisiera serlo yo, pero a quien recurririan ellos ni nosotros o decidieramos tender una mano, es como tener un millon de amigos, de esos que les das consejo sin que te lo pidan y also que les dicen lo que no quieren escuchar.
Un beso
Clo
Clo Lunes, 5 Marzo 2007 03:01 (Correo) (Web)

Dime:
Gracias Charo, perdona que diga tu nombre pero es que para según qué, no me sale el nick. Me encanta la bellísima imperfección de cada pétalo.

Petonets
Jordi Lunes, 5 Marzo 2007 00:23

Dime:
Entiendo que todas las personas sean merecedoras de ayuda, tu eres médico y como bien dices estás frente a maltratados y maltratadores. Por supuesto el que maltrata es un ser enfermo, cuyas circunstancias en la vida le han llevado a ser como es, pero eso no justifica sus actos y no tienen la culpa otros de su pasado. Se le ha de ayudar, sí, pero también ha de asumir que lo que ha hecho está mal. Hacer daño a otros sólo hace daño a uno mismo. Nadie está libre de sus consecuencias y cada uno debe hacerse responsable de las suyas. Ley de vida.
Un beso
Hell Domingo, 4 Marzo 2007 19:59 (Correo) (Web)

Dime:
ah, la complejidad de la mente. Cada cual cree tener sus razones, pero ninguna verdad es absoluta. Creo en la bondad innata de las personas, pero se que es trabajoso pararse a buscar motivaciones. De lo que estoy seguro es que las personas tendemos a la frustracción con mucha facilidad, y suele haber siempre algun " colaborador necesario" para soltarla. Injusto pero real. La cuestión es si el daño es congénito o inducido, pero nuestra prioridad es soltar lastre y intentar prejuzgar, y a otra cosa
uno Domingo, 4 Marzo 2007 18:02 (Correo) (Web)

Dime:
De eso nada que hay más gente que nació el 5, unos famosos y otra persona en concreto no, ya ves, no soy original ni para nacer, jajaja. Pero con gusto os invitaba a todos, claro que sí.

En cuanto al tema de tu post, cuando alguien pega a alguien y ni se arrepiente, si encima sigue y sigue, sabiendo que hace daño, y le da igual. Para mi ese tipo de animales no tienen perdón. Si hubiera algo de justicia, serían ese tipo de 'personas' las primeras en enfermar, las primeras en morir, para que el resto pudiéramos vivir en paz.
Sefarad Domingo, 4 Marzo 2007 17:02 (Web)