domingo, 7 de enero de 2007

LA MIRADA DEL CAFE


Menuda, callada, con cara de niña. Unos enormes ojos azules con esa mirada infantil mojada de expectación, cubierta de incertidumbre.

Sin embargo, sus huesos cargan casi medio siglo de penas, arrastrando en cada paso mil historias que contar.
La veo cada día en el café y a la hora de la comida. Sentada en su rincón, con un cortado a medio tomar. Sola, siempre sola, así se escapan sus mañanas. Abstraída de cuanto le rodea, pasa las horas escribiendo notas en servilletas de papel, para luego copiarlas en una pequeña libreta que siempre le acompaña. A veces mira la taza en silencio, como intentando encontrar en el poso la palabra adecuada. Otras, niega con la cabeza y tacha algo de lo escrito. Letra pequeña, amontonada como los recuerdos.
Responde al saludo tímidamente y al cabo de meses, hasta me hace algún comentario banal.
-Hoy si que hace frío ¿verdad?- Su voz de niña desmiente las arrugas que enmarcan sus ojos. Timidez en sus gestos, mesura en sus palabras como si temiera un desprecio en las mías.
En el café ya la conocen, y con el tiempo guardaron sus miradas de extrañeza en la caja registradora y le sirvieron ración doble de intimidad y silencio.
Intento no molestarla, pero no puedo evitar mirar con curiosidad esas hojas manuscritas. Nunca me atreví a cruzar la barrera y pasar de coincidir a ser; preguntarle por sus pensamientos, el porqué se empañan sus ojos mientras escribe como si firmara una sentencia en blanco.
No hace mucho vino a mi consulta con su hijo. Un muchacho de estos que te hacen querer cruzar de acera si te lo tropiezas en la calle. Un contraste imposible entre esos dos seres que comparten vida y apellidos, pero poco más.
Empecé a entender de sus silencios. Sin romper la distancia, sin buscar respuestas.
Y me pregunto, cómo puede mantener esa mirada tan limpia, tan mojada de expectación, tan cubierta de incertidumbre.



P.D.La iaia se apaga como una vela tranquila que agota su mecha. Pasa el día en un duermevela, pero sonríe más que nunca. La veo feliz y en paz. Y me conformo con ese final, porque somos productos caducos al fin y al cabo y he de aceptar que debe de irse. Quiero decirle adiós con esa sonrisa que la convierte cada vez en más niña.

Rescatado de mi blog en ya.com

1 comentarios:

DeYaPuntoCom me dijo:

Dime:
Una sola nube es capaz de ocultar el sol. Aun que tenga el tamaño de una avellana.

Me auto-cito:
...Y la verdad es que ningún sueño roto (o nube) puede apagar ni cegar un sol. Sólo puede nublarlo, eclipsarlo, anochecerlo, Un sueño roto puede hacer muchas cosas... pero son todas pasajeras.

Texto entero en:
http://blogs.ya.com/caracterdelobo/200603.htm#78

Y te invito a mi blog si quieres leer un par de cositas nuevas. Ya sabes dónde estoy. Saludossss del lobo.
Kaizen Jueves, 15 Febrero 2007 23:19 (Web)

Dime:
me gusta lo observadora q eres y lo bien q nos transmites tus emociones, a veces la vida es así y las personas q más sufren mantenienen ese brillo en la mirada.
Respecto a lo de tu abuela cada día te entiendo más, la mía estuvo un mes y medio en el hospital muy mal, pr los últimos 4 días agonizaba, y no sonreía por lo mucho q le costaba respirar, pr justo hasta de morir, abrió los ojos, nos miró y sonrió.. Se fue en paz, y con eso me quedo. besos
natalia (cenicienta) Martes, 16 Enero 2007 13:48 (Web)

Dime:

Sus ojos reflejan la paz que hay en su interior. Siempre ha debido ser una persona honesta con sus sentimientos y con su manera de pensar... y por injusta que haya sido la vida con nosotros, por cruda que sea la realidad a la que nos enfrentamos a diario, esa paz se refleja en nuestros ojos... creo que la mejor manera de agradecer esa mirada, es tal y como ya te han dicho por aquí, dedicándole una sonrisa cada mañana... :)


P.D.: He leído también lo sucedido con tu abuelita, y la paradoja a la que debes enfrentarte siendo persona debajo de esa bata... me han conmovido tus palabras...


Besos Andaya!*
TEE Martes, 16 Enero 2007 08:02 (Correo) (Web)

Dime:
Dale tu también una sonrisa todos los dias... Saludos desde Venezuela.

Duilio
Duilio Martes, 16 Enero 2007 00:55 (Correo) (Web)

Dime:
Entre aquí remirando blogs:)y me gustó mucho el tuyo,tanto estilo y fotografias como los escritos, aun estando en la misma categoria que yo, te voto porque lo mereces, me pasaré más seguido:) besos!!!
more Domingo, 14 Enero 2007 20:55 (Correo) (Web)

Dime:
Hola! Llegué muy casualmente, o no tanto, hasta esta página y me gustó muchísimo. Aunque leí algunas cosas nomás, ya la guardé para seguir pasando.
Pero en realidad firmaba porque no puedo ver la página entera, la columna de la izquierda me aparece cortada. Quería saber si era por algo o soy yo.
Muchas gracias!
Julieta Domingo, 14 Enero 2007 18:01 (Correo) (Web)

Dime:
tenia este blog registrado péro nunca pude admirarlo con paciencia y dejarte una lagrima seca.

Bien hecho!lo lograste...desvirtuaste mis ojos hacia este sitio...

un beso grande...grandes letras!
GROTOWSKA Sábado, 13 Enero 2007 21:25 (Correo)

Dime:
Sefarad Sábado, 13 Enero 2007 12:13 (Web)

Dime:
Hola, hace bastante que paso por aquí, pero es la primera vez que me decido a escribir. Quizá porque tu posdata, sobre la iaia, me ha calado más hondo que cualquier otra cosa.

"Y me conformo con ese final, porque somos productos caducos al fin y al cabo y he de aceptar que debe de irse."

Acepta la marcha. Creas o no en Dios, la muerte es solo un paso más en un mundo de multirealidades conexas por puertas desconocidas. Quizá, en algún lugar, abras una puerta y ella siga de pie al otro lado del marco, con esa sonrisa de niña eterna.

Âme Noire
Âme Noire Viernes, 12 Enero 2007 23:28 (Correo) (Web)

Dime:
andaya,

te mando un abrazo,

eres tan especial
.
maníasmías Martes, 9 Enero 2007 21:14 (Correo) (Web)

Dime:
La iaia si sonríe, sabes que es una bendición. No voy a relatarte nada que no sepas pero... no me extraña que sonría, no se siente sola.

Y esa persona que sí está sola, o al menos se siente así, la entiendo un poco. Sin compararme porque mi vida es mejor que la suya a juzgar por lo que dijiste al final, yo también me emociono cuando a solas, cojo mi agenda y empiezo a escribir en ese papel en blanco. Esa hoja te da la calidez y la comprensión que a veces necesitas, es como tu propio espejo.
Jordi Domingo, 7 Enero 2007 21:10